AFTEROFFICE
deportes

Cafés de Cleveland, sin líder en la ofensiva

Desde la partida de Tim Couch en 2003, los Cafés de Cleveland no han encontrado un quarterback que se mantenga en tres campañas consecutivas; en la presente temporada, ya han utilizado cinco.
Alain Arenas
12 octubre 2016 20:52 Última actualización 13 octubre 2016 5:0
Cafés de Cleveland es uno de los ocho equipos que no ha sido campeón en la NFL. (Alejandro Gómez)

Cafés de Cleveland es uno de los ocho equipos que no ha sido campeón en la NFL. (Alejandro Gómez)

La llegada de Robert Griffin III a los Cafés –quien firmó un contrato de dos temporadas y 15 millones de dólares- sería la solución para que el equipo tuviera un quarterback titular para la presente campaña. Pero ese deseo no se cumplió cuando el otrora ganador del trofeo Heisman en 2011 sufrió una fractura de un hueso en su hombro izquierdo, en el duelo inaugural ante Filadelfia, que lo dejó fuera del emparrillado por 10 semanas.

La lesión obligó a que el veterano Josh McCown apareciera como titular, pero al siguiente encuentro también salió lastimado. Misma suerte que corrió Cody Kessler, quien sólo tuvo tres encuentros como estelar y tuvo que abandonar el campo por una lesión en las costillas. Cuando el equipo terminó el juego del domingo pasado contra los Patriotas, había utilizado hasta cinco mariscales de campo diferentes, debido a que Charlie Whitehurst y Terrelle Pryor también habían tenido actividad en los controles.

La ausencia de un quarterback estable no es un problema nuevo en la franquicia. Desde 1999 -año en el que reapareció el equipo en la liga- 26 jugadores han iniciado en esa posición. Ningún otro conjunto en la NFL ha utilizado tantos mariscales desde ese año a la fecha como los Cafés.

“Esto es futbol americano. Estas situaciones suelen pasar. Es desafortunado lo que le pasó a Griffin III, pero hay cosas que no las puedes controlar en el juego”, dijo Hue Jackson, head coach de Cleveland, el pasado 12 de septiembre en conferencia de prensa. “He visto muchas de estas situaciones en la liga, lo único que debe hacer cualquier jugador lastimado es entender que no es su culpa y trabajar para estar preparado cuando le llegue la siguiente oportunidad”.

CAFÉS DE CLEVELAND
Fundación: 1946
Dueño: Jimmy y Dee Haslam
Head coach: Hue Jackson
Gerente general: Sashi Brown
Títulos de Super Bowl: 0
Campeonatos de la Conferencia Americana: 0
Temporadas en la NFL: 64
Apariciones en playoffs: 19
Último juego en postemporada: 2002, vs. Pittsburgh; perdieron 36-33
Récord de la franquicia (victorias-derrotas-empates): 508-460-13

La poca paciencia del equipo ha sido factor para que sus jugadores se hayan asentado en la posición. Sólo Tim Couch –primera selección del Draft de 1999- y Derek Anderson se mantuvieron como titulares en tres temporadas, aunque ninguno de los dos pudo obtener más victorias que derrotas durante su estancia en la franquicia. Registraron marca de 22-37 y 16-18, respectivamente.

“Conozco un poco la historia de Cleveland y lo que se dice sobre la inestabilidad de un quarterback titular. Algunos compañeros, no sólo mariscales de campo, cuando tienen ofertas para venir a jugar prefieren no hacerlo. Pero ese no fue mi caso. Quise venir al equipo y deseo estar mucho tiempo aquí y sé que puedo ser la excepción a esa regla”, afirmó Griffin III en abril pasado, durante su presentación.

UNA HISTORIA DIFERENTE
Antes de que los Cafés desaparecieran (1996), habían encontrado la fórmula para contar con un quarterback titular. En 50 temporadas utilizaron a 28 mariscales de campo diferentes para iniciar un juego. Entre ellos destacaron Bernie Kosar, Brian Sipe, Frank Ryan, Milt Plum y Otto Graham, quienes se mantuvieron como estelares, por lo menos, en cuatro campañas.

El mismo Graham es el único quarterback que jugó en los Cafés y que es miembro del Salón de la Fama, pese a que fue jugador de la antigua All-America Football Conference (AAFC), liga que precedió a la NFL.

SE REPLICA LA TENDENCIA
Al igual que los quarterbacks, los head coach tampoco duran en el cargo. Desde 1999 la franquicia ha contado con nueve entrenadores y la estancia máxima de éstos, en promedio, ha sido de dos años. Sólo Romeo Crennel se mantuvo cuatro años en el puesto (2005-2008).

La situación era diferente antes de que desapareciera el equipo. En las cinco décadas previas tuvo 10 entrenadores, entre los que destacó Paul Brown, quien estuvo al frente durante 18 años (1946-1962) y llevó a Cleveland a vivir su mejor momento, al ganar cuatro campeonatos de la AAFC (1946-1949) y tres de la antigua NFL (1950, 1954 y 1955).