AFTEROFFICE
deportes

Caron Butler, un 'dealer' sin faltas

Gracias al basquetbol amasó una fortuna mayor que los pocos dólares que ganaba traficando drogas. Cuando Caron Butler cumplió 11 años fue arrestado por primera vez por cargos de posesión de drogas. Alejado de su faceta de 'dealer', juega su temporada número 14 en la NBA.
Alain Arenas
29 febrero 2016 22:58 Última actualización 01 marzo 2016 5:0
El actual integrante de los Kings de Sacramento no es el único jugador de la NBA que ha tenido problemas con drogas. (AP/Archivo)

El actual integrante de los Kings de Sacramento no es el único jugador de la NBA que ha tenido problemas con drogas. (AP/Archivo)

Cuando Caron Butler cumplió 11 años fue arrestado por primera vez por cargos de posesión de drogas. Cuatro años más tarde ya acumulaba 15 detenciones. Pero hoy, a 12 días de cumplir 36, no ha sumado ningún encarcelamiento más y, alejado de su faceta de dealer, juega su temporada número 14 en la NBA.

“El basquetbol sólo era un pasatiempo. El verdadero objetivo era ir a las calles, hacer algunos negocios y tener mi propio dinero. Yo era el Santa Clós del gueto”, contó Butler en varias entrevistas, quien a los 9 años ya sabía como disparar un arma y había ganado 10 mil dólares por la venta de narcóticos.

En su último problema con la ley, el adolescente Butler estaba sentado en una silla dentro de un centro de detención. Miró a la ventana que estaba frente a él y observó a otros jóvenes que jugaban al basquetbol. Inmediatamente recordó uno de los pasajes de la biblia que decía: “Dios pone las cosas frente a ti por una razón”.

Butler comenzó a practicar baloncesto regularmente en el reformatorio. Cuando salió de él, entró al equipo de la preparatoria y luego fue aceptado por la Universidad de Connecticut (que posee uno de los mejores programas de basquetbol de Estados Unidos). Después de sólo dos años a jugar a nivel colegial, fue seleccionado en la primera ronda del Draft de la NBA por el Miami Heat en 2002, donde firmó su primer contrato millonario por dos temporadas en las que ganó 3.4 millones de dólares.

Después de sus primeros años con el el equipo de Florida, Butler ha pasado por varios de los conjuntos de la liga estadounidense, como Mavericks, Thunder, Clippers y Lakers, entre otros. En el tiempo transcurrido desde entonces ha acumulado más de 83 millones de dólares, los cuales comparte con su esposa, Andrea, y sus cinco hijos.

“Es uno de mis amigos y compañeros de equipo favoritos. Caron y yo estuvimos muy unidos desde el primer día y ese vínculo se mantiene tan fuerte hoy, como cuando vestimos un uniforme diferente. Es muy raro abrirme como lo hago con él, pero lo cierto es que tenemos una muy buena conexión”, explicó Kobe Bryant en Tuff Juice: mi camino de las calles a la NBA, libro autobiográfico que Butler escribió.

El actual integrante de los Kings de Sacramento no es el único jugador de la NBA que ha tenido problemas con drogas. Sin embargo, a diferencia de él, leyendas como Shawn Kemp, de los Supersonics de Seattle; Dennis Rodman, de los Bulls de Chicago, y el ex campeón con los Lakers de Los Ángeles, Lamar Odom, enfrentaron este tipo de dificultades tras ganar fuertes sumas de dinero como jugadores, las cuales perdieron, en parte, por el consumo o posesión de drogas cuando ya se encontraban en el retiro.

Kemp, por ejemplo, despilfarró 70 millones de dólares de su fortuna, de acuerdo a The New York Post, entre multas para mantenerse en libertad por cargos de posesión de drogas y las pensiones alimenticias de sus hijos. Finalmente fue encarcelado por portar cocaína en 2005. Por otra parte, la agente financiera de Rodman expresó en ese mismo año que él estaba en bancarrota y que seguía luchando contra las adicciones. Mientras que Odom tuvo problemas económicos para deducir impuestos en 2010 y apenas en marzo del año pasado estuvo cerca de morir luego de tener una sobredosis de heroína.

“De niño pensaba: ‘¿Ser como Michael (Jordan)? No’. Yo quería ser traficante, no una estrella NBA”, recordó Butler cuando presentó su libro.