AFTEROFFICE
DEPORTES

Buscan rescatar el deporte acuático mexicano

El presidente de la Federación Mexicana de Natación (FMN) Kiril Todorov aseguró que su organismo encabeza programas para hacer de la natación y el polo acuático dos deportes tan importantes como los clavados. 
Nancy González
13 mayo 2014 21:10 Última actualización 14 mayo 2014 5:0
Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación. (FMN)

Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación. (FMN)

Las ciencias aplicadas al deporte, especialistas de primera calidad y programas de preparación del más alto nivel son las bases en las que se apoya la Federación Mexicana de Natación (FMN) para convertir al deporte de las brazadas y al polo acuático en una potencia similar a la de clavados, con los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 como primera meta.

“Las federaciones de natación son un caso especial, pues sus cuatro disciplinas (natación, polo acuático, clavados y nado sincronizado) tienen exigencias muy distintas a nivel técnico y es casi imposible que todas den buenos resultados, lo cual es algo que sucede en todo el mundo. Sin embargo, tenemos la obligación de elevar el nivel, de manera que busquemos siempre los podios en cualquier competencia internacional”, mencionó Kiril Todorov, presidente de la FMN.

Seguro del desempeño de sus atletas y confiado en los resultados de sus nuevos programas en natación y polo acuático, el directivo señaló que para noviembre próximo, cuando se realice la justa de Veracruz, clavados y nado sincronizado deben ganar todas las medallas de oro en disputa, mientras que las otras están en condiciones de pelear los podios y ganar algunas preseas.

“El polo acuático estuvo, digamos, en un bache y apenas el año pasado conseguimos que elevara su nivel técnico. Tomamos una decisión contundente al contratar como entrenador a Raúl de la Peña y como especialista al español Antonio Aparicio, combinación que nos ha dado muy buenos resultados, por eso creemos que hay posibilidad de ganar medallas en Veracruz”, dijo Todorov.

De la Peña nació en México en 1966, pero en 1991, tras radicar un tiempo en Alemania, tomó la nacionalidad de ese país, con el que fue medallista mundial y olímpico. Aparicio fue coordinador de waterpolo en la Real Federación Española de Natación y asistente del seleccionado nacional hasta 2013.

“En natación aún estamos buscando un especialista que se haga cargo de los programas. Estamos en pláticas con una persona de Estados Unidos y en cuanto se concrete nos ayudará a redondear el plan que iniciamos con un campamento en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR), donde hicimos mediciones y utilizamos todos los avances tecnológicos que se tienen en las ciencias aplicadas al deporte, para el desarrollo de esta disciplina, que es la que más atención requiere por su masividad”, explicó.

Debido a que no se pueden esperar resultados inmediatos, continuó, para la natación se tienen objetivos a mediano y largo plazo. “Para la nueva camada se prevé que empiecen a reducir drásticamente las marcas mexicanas y para los Juegos Olímpicos de 2016, ya tengamos algunos finalistas. Para los Campeonatos Mundiales de 2017, que se realizarán en Guadalajara, la presencia de finalistas debe ser nutrida y para los Olímpicos de 2020 debemos tener posibilidades más auténticas de estar en algunos podios”.

Todorov aseguró que es un trabajo que requiere paciencia y seguimiento, pues sería muy dañino que no hubiera continuidad, ya que podría perderse incluso el estatus de primer nivel que se tiene en clavados y la mejoría que se presenta en el nado sincronizado.