AFTEROFFICE
DEPORTES

Budapest reta al nuevo equipo de clavadistas

Germán Sánchez e Iván García se operaron y quedaron fuera de los Mundiales de Natación de Budapest. Diego Balleza, de 23 años, y Kevin Berlin, de 17, serán sus reemplazos.
Alain Arenas
13 julio 2017 22:53 Última actualización 14 julio 2017 5:0
Clavadistas

Clavadistas

La de Germán Sánchez e Iván García ha sido una de las parejas más consistentes en los clavados sincronizados en plataforma de 10 metros desde 2012. En los Juegos Olímpicos de Londres ganó medalla de plata. Tres años después, en los Mundiales de Natación de Kazán, Rusia, repitió el segundo lugar. En Río 2016 la dupla no pudo mantener el ritmo. Terminó fuera del podio; fue quinta.

Desde entonces no han competido juntos. Las lesiones los han mantenido fuera de la alberca. El primero se fracturó el hombro derecho; el segundo tuvo una fibrosis en las dos rodillas. Ambos se operaron y quedaron fuera de los Mundiales de Natación de Budapest, Hungría, que se inician hoy. Diego Balleza, de 23 años, y Kevin Berlin, de 17, serán sus reemplazos.

Ninguno tiene experiencia en Campeonatos Mundiales o Juegos Olímpicos. El primero cuenta que sólo tienen dos meses de competir juntos en la plataforma. Pero asegura que tardaron muy pocos días en acoplarse. Los resultados los respaldan. Ganaron el selectivo nacional que les permitió calificar a Budapest en mayo pasado. Ese mismo mes se colgaron la medalla de oro en el Grand Prix de Madrid.

“No venimos como suplentes, tenemos posibilidades de meternos al podio. En ocasiones, en los clavados sincronizados no importa cuánto tiempo tengan juntos, sino la confianza mutua que se forja para la ejecución y sincronización de los clavados. En ese aspecto no hemos tenido problemas”, dice Balleza vía telefónica desde Budapest.

Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación (FMN), menciona que ambos clavadistas son parte del cambio generacional del seleccionado. Señala que la delegación nacional es afortunada porque sus jóvenes promesas se pueden establecer a partir de este Mundial.

“Lo más valioso es que cuando Sánchez y García se recuperen habrá una competencia interna muy intensa. Prácticamente podríamos tener cuatro o cinco elementos del nivel más alto para que peleen la clasificación a los Juegos de Tokio 2020”, sostiene Todorov.

Sánchez –quien también ganó plata en la modalidad individual de la plataforma de 10 metros en Río 2016- resalta que la técnica que tienen Balleza y Berlin los puede meter al podio.

“No son tan inexpertos como parecen. Ambos participaron este año en Series de Copa del Mundo, Grand Prix y otras competencias. Compitieron y, en algunos casos, les ganaron a los mejores del mundo. Diego tiene la ventaja de entrenar con la china Ma Jin, quien entrenó por años a Paola Espinosa. Eso habla de que es un talento en potencia. Ella es una de las mejores entrenadores del país y no entrena a cualquiera”, sostiene el doble medallista olímpico.

La delegación mexicana de clavados para los Mundiales estará conformada por 16 elementos.