AFTEROFFICE
deportes

Team Sky, la brigada ciclista

Tener a los mejores dentro y fuera de la competencia ha llevado al equipo Team Sky a ser el más ganador del Tour de Francia en esta década. La edición 103 de la justa comienza mañana, en donde el equipo británico, encabezado por Chris Froome, es protagonista.
Alain Arenas
30 junio 2016 21:47 Última actualización 01 julio 2016 5:0
Chris Froome llegó en un momento de madurez en el que comenzó a tomar un rol protagónico. (Especial)

Chris Froome llegó en un momento de madurez en el que comenzó a tomar un rol protagónico. (Especial)

Los 57 campeonatos de la Selección británica de ciclismo de pista fueron la inspiración necesaria para que en 2010 naciera Sky, equipo que compite en el tour de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Los objetivos del nuevo conjunto eran claros: en un corto plazo convertirse en el mejor del mundo, sostiene Pablo Arbeláez, periodista colombiano con más de 35 años cubriendo la fuente de ciclismo.

“Dave Brailsford, mánager general, presentó un plan que rompía los esquemas del ciclismo mundial. Con él contrataron médicos que ayudaron a los ciclistas en su alimentación y procesos de recuperación. Estos científicos juntaron estos factores con lo que necesita un corredor y paulatinamente fueron armando un esquema innovador para el equipo”, explica Arbeláez.

A la par, el equipo británico recibió 30 millones de euros como patrocinio de British Sky Broadcasting, una de las cadenas de televisión más ricas del mundo. El presupuesto, que se mantiene hasta la actualidad, le permitió contratar en sus primeros dos años a los mejores ciclistas británicos, como Mark Cavendish y Bradley Wiggins, y en sus últimos cuatro a los mejores del circuito, como el colombiano Sergio Henao, clasificado 15 del mundo.

“Cuando se fundó el equipo hace seis años, Chris Froome llegó en un momento de madurez en el que comenzó a tomar un rol protagónico. A partir de su segundo año con Sky demostró que sabe aprovechar la cobertura de sus compañeros, que se defiende bien en la montaña. Es uno de los mejores del mundo”, agrega el experto sudamericano.

En seis ediciones en las que ha participado Froome con Sky, en dos se ha consagrado campeón (2013 y 2015), mientras que en la edición de 2012 escoltó en el segundo lugar a su coequipero Bradley Wiggins, quien ganó el primer suéter amarillo en la historia del equipo. Antes de ellos dos, ningún británico había conquistado el Tour de Francia en la clasificación general.

“El estilo de pedaleo de Froome es el que llaman molinillo, que consiste en no alterar la velocidad. Siempre va sentado sobre el asiento, mirando su contador de vatios, para controlar su ritmo. Su idea es ser consistente en las competencias”, menciona Enrique Bernaola, reportero de ciclismo del diario español Marca.

Para la edición 2016 que arranca mañana, ambos periodistas ven como favorito a Froome. Aunque no descartan a Alberto Contador (Tinkoff) o Nairo Quintana (Movistar Team), quienes se pueden quedar con el suéter amarillo, por la agresividad con la que corren.

“El éxito de Sky no es sólo por Froome. También se debe a que lo arropan con riders como Mikel Landa y Henao, que lo protegen cuando se forman los pelotones. Fuera de competencia, tiene médicos especialistas para los ciclistas, incluso cuenta con gente que cambia las sábanas para que ellos se sientan cómodos cuando se hospedan en hoteles. La relación con la prensa es magnífica, hacen lo posible por acercar a sus ciclistas, porque saben que los medios son su puente con la afición. Es el mejor del mundo por todo su conjunto”, señala Arbeláez.