AFTEROFFICE

Brasil e Italia a semifinales de la Copa Confederaciones, México eliminado

12 febrero 2014 4:38 Última actualización 19 junio 2013 19:31

Reuters

Brasil .- La selección de fútbol de Brasil disfrutó el miércoles de una gran actuación de su estrella Neymar y clasificó a las semifinales de la Copa Confederaciones tras ganarle 2-0 a México, que con la derrota quedó sin posibilidades de avanzar a la siguiente fase tras otro flojo desempeño.
 
Neymar, muchas veces criticado por su irregular nivel en el "scratch", se inspiró en las manifestaciones que estallaron en su país en los últimos días para darle a Brasil el paso a la instancia de los cuatro mejores del torneo.
 
El partido en Fortaleza estuvo marcado por protestas y enfrentamientos. Miles de manifestantes llegaron a las cercanías del estadio y algunos chocaron con la policía.
 
Según dijeron testigos, los manifestantes tiraron piedras y la fuerza reaccionó lanzando balas de goma y gases lacrimógemos.
 
Aunque las protestas originalmente eran en rechazo al alza de los pasajes del transporte público, ahora muchos manifestantes dirigen su ira a lo que ven como un exceso de inversión en los deportes y una falta de fondos en servicios esenciales como salud, transporte y educación.
 
Las manifestaciones complicaron el acceso al recinto, pero las 50,791 personas presentes en el estadio Castelão no quisieron incluir a la selección entre los objetivos de las protestas. La hinchada local cantó efusivamente el himno de Brasil y vibró con cada avance peligroso del equipo del técnico Luiz Felipe Scolari.
 
Brasil se impuso con goles de Neymar y Jo a los 9 y 94 minutos, respectivamente.
 
Neymar, elegido como el mejor del partido otra vez en el torneo, fue ovacionado por los hinchas al final del encuentro.
 
Antes del partido, Neymar sorprendió al hablar a favor de los manifestantes, algo inusual para los futbolistas, que suelen preferir mantenerse lejos de la política.
 
"Soy brasileño y amo a mi país. Tengo familia y amigos que viven en Brasil. Por esa razón deseo que Brasil sea un país más justo, seguro, saludable y honesto", dijo el delantero en su cuenta de Facebook.
 
"La única manera en que puedo representar y defender a Brasil es en la cancha, jugando al futbol. A partir de ahora, entraré a la cancha inspirado en este movimiento", agregó.
 
México, eliminado
 
Con el triunfo, la selección anfitriona llegó a seis puntos en el primer lugar del Grupo A, la misma cantidad que Italia.
 
En el otro partido del día, el conjunto europeo se recuperó de una desventaja de 2-0 para derrotar 4-3 a Japón.
 
En un emocionante encuentro, Japón sacó diferencia con los goles de Keisuke Honda de penal y Shinji Kagawa a los 21 y 33 minutos. Italia se fue al descanso más cerca en el marcador tras el tanto de Daniele de Rossi a los 41.
 
En una ráfaga, la selección europea se puso 3-2 al frente con goles de Atsuto Uchida en contra de su valla y Mario Balotelli de penal en el inicio del segundo tiempo. Shinji Okazaki igualó para Japón a los 69 y Sebastian Giovinco dio el triunfo a Italia a los 86.
 
De esta manera, México y Japón ya no tienen posibilidades de pasar de ronda.
 
"La gente quiere vernos ganar, jugar bien y que nos entreguemos a la selección. Nuestro equipo viene mostrando esto hace tiempo y viene creciendo en cada partido", destacó tras el partido el atacante del Barcelona de España.
 
Neymar abrió el marcador con un vistoso remate donde impactó el balón antes de que cayera al suelo tras un rechazo defensivo de Francisco Rodríguez.
 
En el final del partido, cuando parte de la hinchada de Brasil se mostraba impaciente por el bajón de rendimiento de su equipo ante el "Tri", Neymar hizo que el público se pusiera de pie al eludir a dos adversarios y enviar un preciso centro que Jo remató solo dentro del área.
 
"Nos encontramos con un gol a inicio de partido, y eso sí modificó las circunstancias ante una buena definición de Neymar", dijo en rueda de prensa José Manuel de la Torre, director técnico de México.
 
"No hemos estado finos en la definición, hemos tenido llegada, no hemos sido certeros porque las oportunidades que hemos tenido las hemos dejado escapar a veces porque nos falta el último pase para poderla meter", agregó el estratega.
 
La Copa Confederaciones, considerada como un ensayo general para el Mundial del 2014, es disputada además por el campeón mundial España, Nigeria, Tahiti y Uruguay.
 
El torneo se está desarrollando en medio de las protestas callejeras que se realizan en todo Brasil.