AFTEROFFICE
deportes

Brady-Manning, capítulo XVII

El nuevo enfrentamiento entre los dos legendarios quarterbacks no sólo pone en disputa el boleto al Super Bowl 50 de la Conferencia Americana, podría ser, también, el último que protagonicen.
Choque de titanes: Tom Brady contra Peyton Manning. (AP)

Choque de titanes: Peyton Manning contra Tom Brady. (AP)

El deporte pasa de ser un mero entretenimiento a la locura de los aficionados cuando dos fuerzas chocan. Magic Johnson contra Larry Bird; Mohamed Ali contra Joe Frazier; Wilt Chamberlain contra Bill Russell; Arnold Palmer contra Jack Nicklaus; Cristiano Ronaldo contra Lionel Messi.

Ahora, la primera gran rivalidad del siglo XXI parece agonizar, no sin antes entregar un nuevo enfrentamiento entre dos mejores de los mejores mariscales de campo de la historia y que, por obra del destino, permitió que compitieran en la misma época: Tom Brady contra Peyton Manning.

Su antagonismo arrancó el 30 de septiembre de 2001; en ese momento las realidades de uno y otro eran opuestas: Manning era la nueva estrella de la NFL al mando del ataque de los Potros de Indianápolis, mientras que Brady arrancaba su primer juego como titular con los Patriotas de Nueva Inglaterra que marchaban con marca de cero ganados y dos derrotas.

El diálogo del primer encuentro cara a cara entre Tom y Peyton es presentado en el del libro Brady vs Manning: The Untold Story of the Rivalry That Transformed the NFL, del periodista Gary Myers: “Hey Tom”, dijo un jugador con uniforme azul y blanco, portando el número 18, mientras extendía la mano.

Brady miró hacia arriba y entendió la intención de su interlocutor de presentarse: “Soy Peyton”, le dijo Manning al quarterback de los Patriotas.

Claro que Brady sabía quién era. Todos conocían a Peyton Manning. Y Tom quedó impresionado por el detalle de que su rival sabía su nombre.

Brady sonrió, pero se resistió al encanto de su enemigo y dijo lo primero que le vino a la mente: “No digas más, sé quién eres”.
Un apretón de manos selló el encuentro y el inicio de su antagonismo.

UN AÑO DE PROBLEMAS
La final de la Conferencia Americana a disputarse este domingo entre Patriotas de Nueva Inglaterra y Broncos de Denver gana más notoriedad debido a varios factores como que podría ser el último en escenificarse ante la opción de que Manning se retire al final de la temporada.

Además, ambos jugadores vivieron un año especialmente complicado. Brady estuvo al borde de ser suspendido cuatro partidos como consecuencia de la investigación del escándalo de balones desinflados o Deflategate.

Manning, a su vez, fue el centro de un reporte de la agencia Al Jazeera, el cual afirma que él, a través de su esposa, recibió la hormona de crecimiento humano durante su recuperación de cirugías de fusión espinal en 2011.

Por si fuera poco, el pasador de los Broncos se perdió nueve semanas de la temporada regular debido a un desgarre parcial en la fascia plantar del pie izquierdo.

INTECAMBIO DE DOMINIO
El currículum de ambos personajes hace todavía más llamativo el duelo. En enfrentamientos cara a cara, Brady aventaja 11-5 a Manning.
Brady suma seis apariciones en el Super Bowl, con cuatro campeonatos; Manning acudió a tres, pero sólo se llevó un anillo.

Esta será la quinta vez que se encuentran en un juego de postemporada y por cuarta vez en el juego de Campeonato de la AFC.

Después de Brady ganó los dos primeros, incluyendo el Juego de Campeonato de la AFC 2003; Manning ha ganado los dos últimos, tanto la final de la AFC de 2006 todavía con los Potros, y la de 2013 con los Broncos.

El domingo, alrededor de las 17:00 horas, cuando termine el capítulo XVII de la rivalidad Manning-Brady y ambos caminen al centro del campo para darse la mano, sabrán perfectamente el nombre de uno y otro, pero sólo el futuro determinará si volverán a enfrentarse en el emparrillado.