AFTEROFFICE
buena vida

Bocanada y ron… el sabor de Cuba

Crea el momento y la atmósfera ideales para encender un habano, un placer no sólo para reflexionar o celebrar ocasiones especiales, sino para los amantes del buen comer y beber.
Rosario Reyes
18 enero 2016 21:59 Última actualización 19 enero 2016 5:0
La Embajada de Cuba en México abrirá sus puertas a esta fiesta que honra más que un producto, un estilo de vida. (Cortesía)

La Embajada de Cuba en México abrirá sus puertas a esta fiesta que honra más que un producto, un estilo de vida. (Cortesía)

En su tercera edición, en 2015, el Habanos Day México se consolidó como la celebración más grande en todo el mundo. Cada país que cuenta con distribuidores de habanos debe organizar la festividad, después del Festival del Habano en Cuba, que este año se llevará a cabo del 29 de febrero al 6 de marzo y se centrará en el 50 aniversario de la firma Cohiba.

Por ello, el 16 de marzo, la Embajada de Cuba en México abrirá sus puertas a esta fiesta que honra más que un producto, un estilo de vida. Este año esperan la asistencia de unas mil 200 personas, que tendrán acceso mediante invitación. La marca cubana Havana Club se une a las actividades y estará presente Abdel Morales, uno de los siete maestros roneros de la isla para ofrecer una conferencia magistral; habrá un curso de coctelería, y cata con habanos.

También estarán expositores de lujo como marcas de relojes y accesorios para fumadores, con la presencia de La Casa del Habano, y una muestra de pintura cubana contemporánea. “Se reúne todo lo que tiene que ver con la cultura el habano”, dice Bernardo Andrés, director comercial de IEPT (Importadora y Exportadora de Puros y Tabacos), representante oficial del habano en México.

“Mucha gente está más atenta al vino que se toma, o al whisky, mezcal, y los habanos son parte de toda esa ola gourmet. Además, se está deslindando del cigarrillo y encuentra en el puro una manera de crear esa atmósfera de comer bien, tomar bien y fumar bien”.

PARA TODOS LOS GUSTOS
Este estilo de vida no escapa a la política, como bien señala el empresario, quien asegura que en 2015 aumentó la venta de habanos en México. “Estados Unidos se va a abrir a Cuba y todo el mundo ha estado atento a eso. Aquí, los consumidores se han volcado para probar los puros cubanos, sobre todo los fumadores americanos, el turismo que viene a Los Cabos, a Cancún. Estamos vendiendo un poco más, pero esto es un mercado maduro, no tenemos crecimientos muy grandes y tampoco decrementos importantes”.

En el país otra circunstancia a favor del consumo es la Ley antitabaco que ha propiciado la creación de espacios para fumadores. “A lo que nos volvemos adictos es a encontrar esa atmósfera donde podamos fumar. Si no encontramos esa atmósfera, decidimos no encenderlo.

Existe la creencia de que por lo general es un ambiente de buen vino, de reflexión, pero encendemos un habano buscando un motivo de celebración y no necesariamente reflexivo. Si nace un hijo, queremos obsequiar un o; después de una carne asada con los amigos, es un gran momento”.

Habano, es una Denominación de Origen y su venta debe estar certificada. Tiene un precio promedio de 250 pesos por pieza, pero se encuentran en el mercado desde 70 hasta en alrededor de 2 mil 100 pesos, como el Cohiba Behike.