AFTEROFFICE
BUENA VIDA

BMW, el rey de la ciudad

La firma alemana BMW demuestra que es el rey de la velocidad en la selva de concreto. El M3 2015 tiene un rugido bastante respetable y una potencia de 425 caballos de fuerza.
Bloomberg
25 julio 2014 19:18 Última actualización 26 julio 2014 5:0
Etiquetas
El nuevo M3 de BMW es un coche con mucha más potencia y velocidad. (www.bmw.com.mx)

El nuevo M3 de BMW es un coche con mucha más potencia y velocidad. (www.bmw.com.mx)

Elegantes, ágiles y depredadores, las versiones sedán y coupé del M3 de BMW han sido siempre los leones en el establo de Bayerische Motoren Werke AG. La coupé fue lanzada por primera vez a mediados de la década de 1980, lo que demuestra que un BMW Serie 3 puede ser increíblemente rápido y de un rugido respetable. El M3 afirmó fácilmente su lugar como el rey de la selva de los autos deportivos.

Últimamente, sin embargo, el coche más potente de la línea Serie 3 parece ser más bien complaciente. La generación anterior, discontinuada a partir del modelo 2014, se hizo más grande, más pesada y menos preocupada por la agilidad. Utilizando un motor grande V-8, se basó en la potencia bruta.

Sin embargo, la reputación del M3 fue suficiente para traer a muchos compradores, a quienes realmente no les importa qué tan bien se maneja siempre y cuánto impresione a sus compañeros. ¿Por qué preocuparse de correr tras el impala si simplemente ellos se sientan a tus pies?

Lo que nos lleva a la nueva, quinta generación de la marca tanto sedán como coupé. (El modelo dos puertas ahora se llama M4, de acuerdo con la última convención de nomenclatura de BMW con sede en Munich).

La pregunta es si el M3 y M4 se merecen sus derechos de fanfarronear. Después de todos estos años, ¿los habitantes de la jungla de asfalto tienen todavía algo que temer?

Una cosa es segura: los coches continúan comandando una prima. El M3 sedán parte de un precio de 62 mil dólares, unos 18 mil 500 sobre el próximo Serie 3 más potente, el 335i. Para poner esto en perspectiva, el 335i no es ni barato (43 mil 500 dólares). Tampoco es débil, pues cuenta con 300 caballos de fuerza y una aceleración de cero a 60 millas (97 kilómetros) por hora en 5.1 segundos.

El modelo M3 2015 tiene 425 caballos de fuerza y 406 libras-pie de torque y alcanza 60 millas por hora en 3.9 segundos. La coupé M4 tiene el mismo motor y mecánica, y cuesta aún más: 64 mil 200 dólares. 

IGUAL FANFARRONERÍA

Los dos coches se ven un poco diferentes. El sedán es más voluminoso y un poco más alto. La coupé se presenta como un poco más joven y con un enfoque aún más deportivo. Sin embargo, ambos están llenos de arrogancia, con grandes tomas de aire en las rejillas inferiores y siempre al acecho. Incluso los no iniciados sabrán que no son los BMW "normales".

Una de las maravillas del Serie 3 regular es que es un coche agradable de conducir todos los días, uno se siente encantado de viajar en el, cómodo y seguro a la vez. Pero cuando se necesita salir disparado en un espacio estrecho u optar por celebrar una curva maravillosa en el camino, siempre se puede pisar sobre el acelerador y el coche va a demostrar que es un deleite, una y otra vez.

El M3 (y ahora M4) intenta mantener esa capacidad de adaptación, pero el énfasis se desplaza a propósito desde la comodidad hacia el deporte. Para ello, la división de afinación M de BMW le da al Serie 3 dientes adicionales, alterando suspensiones y motores, frenos más grandes y mejor aerodinámica, básicamente convirtiendo el coche de un omnívoro en un consumidor de pura carne.