AFTEROFFICE
DEPORTES

Blatter dice que EU lo quiere desprestigiar

"Nadie me va a convencer de que fue una simple coincidencia que el ataque de Estados Unidos ocurriera dos días antes de las elecciones de la FIFA", sostuvo Blatter ante la prensa europea. 
Reuters
30 mayo 2015 12:15 Última actualización 30 mayo 2015 13:3
Joseph Blatter (Reuters)

Joseph Blatter será presidente de la FIFA por 4 años más. (Reuters)

ZÚRICH, SUIZA.- El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se colocó a la ofensiva en el inicio de su quinto mandato al frente del organismo que gobierna el futbol mundial, sugiriendo que Estados Unidos planificó el anunció de una investigación por corrupción para tratar de perjudicar su campaña por la reelección.

El suizo de 79 años consiguió el viernes una victoria amplia ante el jordano Ali bin Al Hussein en el congreso de la FIFA en Zúrich, tras asegurarse los votos de Asia y África, que más que compensaron la disidencia europea.

Ahora Blatter tiene la difícil tarea de restaurar la confianza pública en una organización manchada por las acusaciones de corrupción y profundamente dividida en su liderazgo.

"Nadie me va a convencer de que fue una simple coincidencia que el ataque de Estados Unidos ocurriera dos días antes de las elecciones de la FIFA", dijo Blatter en declaraciones al canal suizo RTS.

"¿Por qué no lo hicieron en marzo cuando tuvimos la misma reunión? Esa vez había menos periodistas", agregó.

El miércoles, la policía suiza arrestó el miércoles a siete de las figuras más poderosas del futbol mundial, incluyendo al vicepresidente Jeffrey Webb.

Los arrestos se conectan con un escándalo de sobornos investigado por Estados Unidos, Suiza y otras agencias y llevó a la FIFA al mayor escándalo de sus 111 años de historia.

SIN CAMBIOS PARA MUNDIALES

Blatter anunció además que la FIFA no hará ningún cambio en la distribución de los cupos por continente para los Mundiales de 2018 y 2022 en Rusia y Qatar, respectivamente.

Europa contará con 13 plazas, África con cinco, Sudamérica con 4.5, Asia con 4.5, la Concacaf con 3.5 y Oceanía con media; Rusia y Qatar, como países anfitriones, clasificarán automáticamente, el primero en 2018 y el segundo en 2022.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, había advertido el jueves de que reducir el número de plazas para Europa era "una línea roja que no se debía cruzar".

Blatter se quejó el sábado de la UEFA y de Platini, quien pidió la renuncia del suizo antes de las elecciones.

El presidente de la FIFA dijo a periodistas el sábado que la UEFA se había opuesto a la propuesta de un comité independiente que revisará la integridad de los miembros del comité ejecutivo antes que asumieran sus cargos.

"Fue rechazado por UEFA, así que no se pudo avanzar", sostuvo. "Incluso hoy, la UEFA no tienen un comité independiente de ética, y deberían ser un ejemplo para otras confederaciones (...) no es aceptable".

A Blatter no se le implicó en ningún proceder impropio, pero habiendo dirigido la FIFA por casi 20 años durante los cuales ha sido objeto de sospechas de corrupción, sus detractores piden que se retire.

El presidente de la Federación inglesa, Greg Dyke, dijo que las disputas internas no iban a terminar con la votación del viernes y su vicepresidente, David Gill, confirmó el sábado que no asumirá su cargo en el comité ejecutivo de la FIFA tras la reelección de Blatter.

Pero el apoyo que llevó a Blatter a conseguir otro mandato en la FIFA refleja el éxito del dirigente en expandir la membresía al organismo más allá del centro tradicional del fútbol y en aprovechar la molestia en África y Asia por lo que consideran la arrogancia de las potencias del juego en Europa y Sudamérica.

El futuro de Joseph Blatter podría ahora depender de la reacción de grandes patrocinadores como Coca-Cola y McDonald's.

Además, la justicia suiza investiga los procesos que llevaron a Rusia y a Qatar a adjudicarse los mundiales de 2018 y 2022.

Ambos países niegan cualquier irregularidad en sus postulaciones para ser anfitriones. El presidente ruso, Vladimir Putin, acusó a Estados Unidos de entrometerse y el sábado envió a Blatter un saludo de felicitación por su nuevo período al mando de la FIFA.