AFTEROFFICE
deportes

Blatter desafía al Comité de Ética de la FIFA

Joseph Blatter dijo hoy a la cadena SRF que el Congreso de la FIFA es el único que puede suspenderlo en su cargo de presidente del organismo que rige el futbol mundial. El suizo incluso se comparó con un jefe de Estado.
Reuters
25 noviembre 2015 18:3 Última actualización 25 noviembre 2015 18:20
Blatter hará su primera presentación en público el próximo 20 de julio en Zúrich, Suiza. (AP)

Blatter también afronta una investigación criminal en Suiza por un pago de 2 millones de francos suizos de la FIFA a Platini. (AP)

ZÚRICH.- El suspendido presidente de la FIFA Joseph Blatter dijo este miércoles que cree que solamente el Congreso de la entidad puede separarlo de su cargo, y no el Comité de Ética. El suizo, quien se comparó con un jefe de Estado, dijo a la cadena SRF: "Si uno quiere revocar de su cargo a un presidente, el único que puede hacerlo es el Parlamento".

En una entrevista tensa, Blatter declinó comentar sobre si el Comité de Ética había recomendado suspenderlo de por vida como hizo con el presidente de la UEFA Michel Platini, quien aparecía como el candidato favorito para reemplazarlo en la FIFA. El comité suspendió por 90 días a Blatter y Platini mientras investiga su conducta.

"No puedo confirmar lo que se está haciendo. Eso es confidencial, sería una mala persona si se los dijera", destacó. Blatter, quien abandonará la presidencia de la FIFA en febrero, criticó al comité de Ética, al que antes había destacado como un arma clave en la lucha contra la corrupción.

"No soy funcionario de la FIFA, soy el presidente electo del Congreso. Si alguien no está de acuerdo con la forma en que hago mi trabajo debe hablar con el Congreso que me eligió", remarcó.

"Es humillante para el presidente de la FIFA que el comité de Ética llegue y diga 'estás suspendido y no puedes volver a entrar a tu despacho' (...) Es como una orden policial y es dolorosa, pero no me mata. Pelearé por mí y por la FIFA", agregó.

Blatter también afronta una investigación criminal en Suiza por un pago de 2 millones de francos suizos de la FIFA a Platini.