AFTEROFFICE
deportes

Beisbol mexicano vuelve a caer en la trampa del dopaje

La Liga Mexicana de Beisbol (LMB) expulsó hoy a cuatro jugadores que dieron positivo en un test de represión del dopaje, con lo cual se reafirma la intención de poner candados similares a los que impusieron las Grandes Ligas hace unas semanas.
Ma. del Refugio Melchor
24 abril 2014 21:28 Última actualización 25 abril 2014 5:0
Etiquetas
Jerry Owens, quien dio positivo, durante su etapa con los Naranjeros. (Archivo)

Jerry Owens - quien dio positivo - durante su etapa con los Naranjeros. (Archivo)

En la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) quieren imponer la misma política de cero tolerancia al consumo de sustancias prohibidas que se adoptó recientemente en las Grandes Ligas.

La LMB expulsó a cuatro jugadores que dieron positivo en un test de represión del dopaje. Entre los castigados se encuentra el venezolano Alex Cabrera, ex jugador de las Mayores y quien también jugó en Japón.

Cabrera dio positivo a una sustancia anabolizante, según el reporte oficial de la liga, que informó de los resultados de los 157 exámenes realizados en los laboratorios de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). En total se encontraron cinco casos positivos de dopaje.

Los otros sancionados son Jerry Owens (Tigres) “con droga de abuso” (como las califica la misma liga), Reggie Abercrombie (Acereros) “con sustancia enmascarante” y Carlos Zúñiga (Saraperos), quien recibió la penalidad más baja al ser suspendido por 50 juegos.

El resto será dado de baja y no podrán contratarse con otro equipo de la LMB, que remarcó en un comunicado que su objetivo es “ofrecer un espectáculo limpio a los aficionados y hacer conscientes a los jugadores de las repercusiones negativas que el uso de sustancias prohibidas puede ocasionar en su salud”.