AFTEROFFICE
deportes

Beckenbauer admite "error" en pago a FIFA

Aunque el exastro de futbol niega cualquier compra de votos para que Alemania consiguiese la sede del mundial, acepta que no fue correcto pagarle a la FIFA a cambio de apoyo financiero al comité organizador de la Copa del Mundo 2006.
AP
26 octubre 2015 14:52 Última actualización 26 octubre 2015 15:14
"No hubo compra de votos para conseguir la sede de la Copa Mundial del 2006", afirmó Beckenbauer.

"No hubo compra de votos para conseguir la sede de la Copa Mundial del 2006", afirmó Beckenbauer.

FRÁNCFORT.- Franz Beckenbauer dice que cometió un "error" al pagarle a la FIFA a cambio de apoyo financiero al comité organizador de la Copa Mundial del 2006. "Como presidente del comité organizador, "asumo la responsabilidad del error", agregó.


En un breve comunicado publicado este lunes por medios españoles, Beckenbauer no dio detalles sobre el caso y reiteró que no hubo compra de votos para que Alemania consiguiese la sede del mundial.

"Para conseguir apoyo financiero de la FIFA, se aceptó una propuesta de la comisión financiera de la FIFA que, con la perspectiva que da el tiempo, debió haber sido rechazada", expresó Beckenbauer.

Beckenbauer no menciona a Joseph Blatter, el presidente de la FIFA ahora suspendido bajo sospecha de corrupción. El presidente de la Federación Alemana de Futbol Wolfgang Niersbach dijo la semana pasada que el acuerdo había sido pactado por Beckenbauer y Blatter en un encuentro privado en el 2002.

Blatter ha negado estar al tanto del asunto y la FIFA cuestiona la versión de Niersbach. Este último sostuvo que el comité organizador había conseguido un aporte de 250 millones de francos suizos (unos 230 millones de dólares a la cotización de entonces) de la FIFA a cambio de un pago de lo que hoy equivaldría a 6.7 millones de euros (7.38 millones de dólares).

El dinero fue prestado por el difunto empresario francés Robert Louis Dreyfus y amortizado por la federación alemana en el 2005. La transacción y sus dudosas circunstancias están siendo investigadas.
Beckenbauer dijo que fue interrogado este lunes por una firma de abogados contratada por la federación para investigar el asunto.

"No hubo compra de votos para conseguir la sede de la Copa Mundial del 2006", reiteró. El semanario Spiegel dijo que los 6.7 millones de euros salieron de un fondo especial usado para comprar los votos de cuatro miembros asiáticos del comité ejecutivo.

El predecesor de Niersbach en la federación, Theo Zwanziger, acusó la semana pasada a Niersbach de mentir al negar la existencia del fondo especial. Zwanziger, quien estuvo a cargo de las finanzas del comité organizador, se expresó "complacido de que Franz finalmente haya dicho algo".