AFTEROFFICE
deportes

Bayern visita al Papa y promete donar 1 mde para obras de caridad

El equipo alemán, que la víspera venció a la Roma por 7-1 en el estadio Olímpico en fase de grupos de la Champions League, fue recibido la mañana de este miércoles por el Papa Francisco en una sala del Aula Pablo VI del Vaticano. Sería recaudado en un futuro partido amistoso.
Agencias
22 octubre 2014 18:55 Última actualización 22 octubre 2014 18:58
Los capitanes Philipp Lahm y Manuel Neuer le regalaron una camiseta del club firmada por todos los jugadores. (Reuters)

Los capitanes Philipp Lahm y Manuel Neuer le regalaron una camiseta del club firmada por todos los jugadores. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO.- Los jugadores, el cuerpo técnico y los directivos del club de futbol Bayern Munich prometieron hoy al papa Francisco donar un millón de euros (1.3 millones de dólares) para obras de caridad.

El equipo, que la víspera venció a la Roma por 7-1 en el estadio Olímpico en fase de grupos de la Champions League, fue recibido la mañana de este miércoles por el Papa Francisco en una sala del Aula Pablo VI del Vaticano.

“Ayer hicieron un partido estupendo”, les dijo el pontífice a Pep Guardiola y sus dirigidos, encabezados por los capitanes Philipp Lahm y Manuel Neuer quienes le regalaron una camiseta del club firmada por todos los jugadores. La casaca estaba enmarcada y en la espalda tenía el número 1 con la inscripción “Franziskum”.

Por su parte, el presidente de la institución, Karl Hopfner, y el directivo Karl-Heinz Rummenigge, le obsequiaron un balón también autografiado y que representa la promesa de la donación del dinero para caridad que sería recaudado en un futuro partido amistoso.

“Nuestro equipo jugará un amistoso el año próximo, de cuyos ingresos el Santo Padre recibirá un millón de euros para fines caritativos”, indicó Rummenigge. “El Papa podrá decidir donde será empleado ese dinero para ayudar a personas en apuros, independientemente de su creencia y en cualquier parte del mundo”, agregó.

Durante el diálogo informal, Jorge Mario Bergoglio recordó haber visto a Rummenigge jugar la final de la Copa del Mundo 1986, que Argentina ganó 3 a 2 a Alemania. “El futbol es un deporte bueno y saludable, el hecho que se juegue en equipo es un buen ejemplo para los niños”, apuntó el obispo de Roma.