AFTEROFFICE
DEPORTES

Bayern Munich ya dicta
el ritmo del mundo

El cuadro de Josep Guardiola alcanza 50 puntos en 18 jornadas; sólo ha cedido dos empates contra el Friburg y el Bayern Leverkusen
Ma. del Refugio Melchor S.
29 enero 2014 23:5 Última actualización 30 enero 2014 5:0
Bayer Munich venció 2-1 al cuadro de Stuttgart. (Reuters)

Bayer Munich venció 2-1 al cuadro de Stuttgart. (Reuters)

La contundencia del veterano peruano Claudio Pizarro y el atrevimiento del joven Thiago Alcántara le dieron otro valioso triunfo al Bayern Munich, que se mantuvo como líder invicto de la Bundesliga con 13 puntos de ventaja sobre Bayer Leverkusen.

El equipo dirigido por Josep Guardiola venció 2-1 al Stuttgart para alcanzar la impresionante cifra de 50 puntos en 18 jornadas. El vigente campeón alemán sólo ha cedido dos empates contra el Friburg y Bayern Leverkusen (ambos por marcador de 1-1) y ganó sus restantes 16 partidos.

La visita a Stuttgart resultó más complicada de lo que esperaba Guardiola, el cuadro local tuvo varias aproximaciones y reclamó justamente un penal que no quiso conceder el árbitro Manuel Grafe.

Tanta insistencia terminó con una relampagueante pared que dejó congelada a la defensiva del campeón, para que el bosnio Vedad Ibisebic (30’) abriera el marcador con un disparo esquinado. Vanas resultaron las protestas del portero Manuel Neuer, quien pedía una inexistente posición adelantada.

El elegante Guardiola sólo metió las manos al abrigo, hizo sus apuntes y ajustó sus líneas en el vestidor. Sin los lesionados Arjen Robben y Franck Ribéry tenía pocas opciones en la banca, pero encontró la solución al mandar dos delanteros de cambio: el peruano Claudio Pizarro y el croata Mario Mandzukic.

El efecto fue inmediato, el inspirado volante Thiago Alcántara puso un centro perfecto al movimiento de desmarque del veterano Pizarro (75’), quien conectó un sólido frentazo para superar el frágil vuelo del portero Sven Ulreich.

La voltereta estaba en camino, pero tardó hasta el último minuto con una jugada que dejó sin aliento a los 60 mil 449 espectadores, que no tuvieron otra opción que aplaudir de pie el magnífico gol del joven Alcántara.


El talento surgido de la inagotable cantera del Barcelona se plantó en el corazón del área y conectó de media tijera el centro mandado por Rafinha para concretar un gol de antología.

Bayern Munich sufrió hasta el último segundo, pero supo resolver el partido pendiente de la fecha 17, que dejó en pausa para ir a ganar el Mundial de Clubes de Marruecos. Para su colección de récords quedó el partido 28 marcando por lo menos un gol en calidad de visitante.

Fue un triunfo importante porque Guardiola deberá empezar a guardar sus mejores cartas para su confrontación contra Arsenal, el líder de la Liga Premier de Inglaterra, en los octavos de final de la Champions League.