AFTEROFFICE
deportes

Barcelona sufre, pero gana la Supercopa de Europa

El Barsa, que llegó a desperdiciar una ventaja de 4-1, logró una sufrida victoria de 5-4 en el tiempo suplementario sobre Sevilla para quedarse con la Supercopa de Europa, con dos anotaciones del astro argentino Lionel Messi y una del uruguayo Luis Suárez.
Domingo Aguilar
11 agosto 2015 16:34 Última actualización 11 agosto 2015 16:37
El Barcelona vivió una pesadilla en Georgia, pero en la prórroga logró despertar gracias al gol de Pedro Rodríguez. (Reuters)

El Barcelona vivió una pesadilla en Georgia, pero en la prórroga logró despertar gracias al gol de Pedro Rodríguez. (Reuters)

El Sevilla sorprendió al Barsa con un golazo a los tres minutos de haber comenzado la disputa del título. Éver Banega convirtió un tiro libre en el inicio de una noche de pesadilla para los azulgrana.

Lionel Messi no se tardó en emparejar los cartones de la misma manera sólo cuatro minutos después. El argentino cobró una falta desde fuera del área grande y el balón se coló por el ángulo ante un salto tardío de Beto. Así empezó lo que parecía un paseo para los pupilos de Luis Enrique.

Cuando se cumplió el primer cuarto de hora, el número 10 de los catalanes volvió a tomar el balón después de la sanción de una falta. Esta vez la pelota estaba más alejada del arco, sin embargo Messi tiró directo y venció una vez más al movimiento del portero.

Antes de que acabara la primera mitad, Rafinha aprovechó un pase de Luis Suárez para rematar en el área chica y anotar el 3-1. El Barsa se fue al descanso confiado y con la tranquilidad que da la ventaja.

Con el inicio de la parte complementaria, el dominio aparentó que no cambiaría de bando, pues Luis Suárez definió sin problema después de recibir un pase de Sergio Busquets que lo dejó frente al guardameta.

En ese momento los andaluces aprovecharon el exceso de confianza de los catalanes. José Antonio Reyes descontó al 57’ y Luis Enrique empezó a hacer cambios que afectaron el desempeño de su equipo. Sergi Roberto entró por Andrés Iniesta y 10 minutos después los sevillanos anotaron. Gameiro ilusionó al equipo cuando todavía quedaban 20 minutos. Bartra sustituyó a Rafinha, el entrenador de los culés quería cuidar el marcador, pero al 81’ Konoplyanka empató.

El Barcelona vivió una pesadilla en Georgia, pero en la prórroga logró despertar gracias a Pedro Rodríguez, quien aprovechó un rebote después de un tiro libre para fusilar a Beto, quien acababa de lograr una atajada que sólo aparentó salvar al Sevilla.