AFTEROFFICE
deportes

Barcelona se monta
en su “macho” en el
caso Neymar

El club catalán, a través de su presidente, Josep Bartomeau, afirma que volvería actuar de la misma forma en que lo hizo al contratar al delantero brasileño.
AP
21 febrero 2014 13:51 Última actualización 21 febrero 2014 14:0
Neymar, ha anotado 11 goles en la actual temporada con el club catalán. (AP)

Neymar, ha anotado 11 goles en la actual temporada con el club catalán. (AP)

Luego de que un juez español culpó al Barcelona por estafar al Estado, con 9.1 millones de euros (12.5 millones de dólares) a través de pagos a diferentes compañías y falsos contratos, el presidente del club Barcelona, aseguró que volvería a actuar de la misma manera en el caso de la contratación de Neymar.

"Vamos a explicar cómo ha ido la negociación, cómo son los contratos, y demostraremos que son completamente legales", dijo Bartomeu en una entrevista a un programa deportivo de la cadena estatal Radio Televisión Española. "Nos defenderemos desde la firmeza e iremos a donde tengamos que ir", aseguró.

El presidente del club, afirmó "Estamos muy confortables, porque el contrato es completamente normal. Hemos estado asesorados, tanto nosotros, como el jugador y el Santos. Todo lo hemos hecho de forma legal". Trascendió que el verdadero costo de la operación fue de 86,2 millones de euros (118 millones de dólares), en vez de los 57,1 millones de euros (74 millones de dólares) que se anunció en principio.

De la transferencia inicial, el club brasileño Santos recibió 17.1 millones de euros (23 millones de dólares), y el padre Neymar se embolsó 40 millones de euros (55 millones de dólares). Después de la dimisión de Sandro Rosell, el club reveló una cadena de otros pagos que elevaron al costo al monto definitivo, el cual no incluye el salario de Neymar.

La justicia española también investiga una querella presentada contra Rosell, Bartomeu y otro vicepresidente del club, Javier Faus, así como el padre de Neymar, por malversación de fondos y uso de contratos falsos.

Bartomeu, quien asumió la presencia tras la renuncia de Rosell, comentó: "Está en todo su derecho, como cualquier socio, de pedir explicaciones, y se las dimos. Quedó claro que fue una operación limpia. Es la primera vez que un club explica la estrategia de un fichaje, pero se hizo de la manera más clara, limpia y legal".