AFTEROFFICE
CULTURAS

Barbie "religiosa" causa polémica en Argentina

Una Barbie vestida como la Virgen de Guadalupe y un Ken crucificado han causado revuelo en Argentina, donde una pareja de artistas decidió montar la exposición "Barbie: la religión de plástico". Los artistas están amenazados de muerte. 
AP
11 octubre 2014 12:41 Última actualización 11 octubre 2014 13:1
En Argentina, una pareja de artistas diseñó una Barbie con la figura de la Virgen de Guadalupe. (Tomada de FB)

En Argentina, una pareja de artistas diseñó una Barbie con la figura de la Virgen de Guadalupe. (Tomada de FB)

BUENOS AIRES.-  Durante mucho tiempo, Barbie ha sido un icono, pero no uno sagrado.

Una provocadora exposición de arte en la que la muñeca Barbie aparece representado a figuras religiosas como la Virgen María y su novio Ken como un Jesucristo ha sido cancelada en medio de quejas y amenazas de creyentes furiosos.

La inauguración de la muestra llamada "Barbie: La religión de plástico", de Emiliano Paolini y Marianela Perelli, estaba prevista para el sábado en la galería POPA de Buenos Aires. Pero la pareja dijo que decidió no abrir la exposición de surrealismo pop o arte lowbrow para no ofender a la gente.

Entre las 33 piezas de la colección había Barbies vestidas como la Virgen de Guadalupe, patrona de México, y Juana de Arco, además de una Kali azul, la diosa hindú de la destrucción que se presenta con múltiples brazos. Además de a Cristo en la cruz, Ken también representaba a Buda, San Sebastián y el Sagrado Corazón de Jesús.

"Hemos recibido amenazas de varias partes del mundo. Creo que han malinterpretado nuestro trabajo", aseguró Paolini.

Señaló que él y Perelli eligieron la popular muñeca para el proyecto porque "la religión siempre representa a las vírgenes como las mujeres más bellas; hoy en día, la mujer más bella es Barbie". El concepto predominante de la belleza se refleja a menudo en retratos de la Virgen María, que se representaba con una figura más robusta en la época de Miguel Ángel y más estilizada durante la Edad Media, refirieron los artistas.

Paradójicamente, los artistas se definen como religiosos. Paolini tiene la palabra Dios tatuada en la mano y Perelli, quien se bautizó por elección en su adolescencia, siempre lleva un collar con la figura de la Virgen de Guadalupe. "Tenemos un santuario en la cocina que tiene más santos que el Vaticano," señaló Paolini.

La controversia remite a lo sucedido en 2004 con la muestra "La civilización Occidental y Cristiana", del reconocido artista plástico León Ferrari (1920-2013). Fanáticos religiosos dañaron parcialmente su trabajo, mientras el Papa Francisco, entonces arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, calificó la obra de Ferrari como una "blasfemia".

Daniel Rojas, administrador del santuario de la Difunta Correa que depende del gobierno de la provincia de San Juan, dijo que las autoridades están instrumentando una demanda contra los artistas para que "no muestren nunca ni se fabrique" la imagen de la Difunta Correa, una joven que murió de sed en un desierto del noroeste argentino y cuyo pequeño hijo sobrevivió tomando leche de su pecho.

1
   

    

Barbie