AFTEROFFICE
deportes

Ayón y Real Madrid, campeones de la Liga Endesa

El ala-pívot mexicano Gustavo Ayón añadió un logro más a su exitosa estancia con el Real Madrid, ya que este miércoles alzó el título de la Liga Endesa, luego de que los madridistas barrieron 3-0 en la serie final a su acérrimo rival Barcelona.
Notimex
24 junio 2015 17:7 Última actualización 24 junio 2015 17:22
Cuando por fin se consumió todo el cronómetro, la alegría de los blancos se desbordó en la cancha de su acérrimo contrincante. (Cortesía)

Cuando por fin se consumió todo el cronómetro, la alegría de los blancos se desbordó en la cancha de su acérrimo contrincante. (Cortesía)

BARCELONA.- El ala-pívot mexicano Gustavo Ayón añadió un logro más a su exitosa estancia con el Real Madrid, ya que este miércoles alzó el título de la Liga Endesa, luego de que los madridistas barrieron 3-0 en la serie final a su acérrimo rival Barcelona.

Con pizarra de 90-85, los blancos y el Titán consumaron el preciado e inédito póker de títulos en esta campaña 2014-2015, pues antes ya se habían adjudicado la Supercopa de España, la Copa del Rey y la Euroliga.

Antes de festejar por décima ocasión en la era de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y 32 si se incluye la época de la Liga Nacional, el Madrid tuvo que anular el Palau Blaugrana, uno de los campos más difíciles de Europa, encabezado por el escolta Sergio Llull, quien fue elegido como Jugador Más Valioso de esta serie.

Apenas en el silbatazo inicial, Ayón apareció en primer plano, ya que al tratar de quedarse con el saque, recibió una falta del croata Ante Tomic, entonces el balcánico lavó ese descuido con sus característicos “ganchos”, que no lucieron del todo porque el primer rollo fue muy parejo, fiel reflejo del parcial (17-17).

Durante el cuarto final, que fue un resumen del partido con un vaivén de emociones, los visitantes se fueron arriba por 11 y volvieron a ver como su diferencia se esfumaba poco a poco. Cuando por fin se consumió todo el cronómetro, la alegría de los blancos se desbordó en una ceremonia rápida frente a los pocos valientes que se quedaron a presenciar la coronación de sus contrincantes.

Para el nayarita se trató de una celebración aún más especial, ya que arrastra una fascitis plantar y sin embargo fue capaz de saltar a la duela desde el arranque y colaborar con sus compañeros por espacio de 22:16 minutos, en los cuales consiguió ocho puntos, dos rebotes y dos asistencias.

De este modo, Ayón tuvo un final feliz para esta historia que comenzó a escribirse en septiembre de 2014, cuando firmó por dos temporadas en este plantel y que desde entonces, se ganó a pulso un lugar en la alineación titular pues le inyectó fuerza al juego interior de este club y fue pieza clave en este ciclo arrasador.