AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Aumento del franco suizo afecta a los relojes de lujo 

Muchas firmas de relojes suizos resultaron afectadas luego de la serie de decisiones que tomó el Banco Nacional Suizo en los últimos días. Vacheron Constantin e IWC son algunas de las marcas que sufren las consecuencias. 
Bloomberg
16 enero 2015 19:22 Última actualización 18 enero 2015 5:5
Vacheron Constantin es una de las marcas que resultaron afectadas. (Bloomberg)

Vacheron Constantin es una de las marcas que resultaron afectadas. (Bloomberg)

El Banco Nacional Suizo les arruinó la fiesta a los fabricantes de relojes de lujo del país en momentos en que se preparaban para algunas de las celebraciones más suntuosas del año en la Feria Anual de Relojes de Ginebra la semana próxima.

La decisión de poner fin a la paridad mínima entre el franco suizo y el euro significa que los fabricantes de relojes de lujo del país alpino enfrentan uno de sus años más difíciles. Las acciones de Richemont, la empresa matriz de marcas de relojes como Vacheron Constantin e IWC, bajaron ayer 16 por ciento en Zúrich, la mayor cantidad en más de dos décadas, conforme el franco subía más de 15 por ciento contra el euro.

“Es un completo desastre”, lamentó Jon Cox, analista de Kepler Cheuvreux en Zúrich. “Los fabricantes de relojes suizos tienen costos elevados. Esto tendrá un impacto negativo en márgenes y ganancias. Los fabricantes de relojes tendrán que aumentar los precios o reducir costos”.

Para un sector que deriva su atractivo del rótulo "Made in Switzerland”, la producción local se convierte en un dolor de cabeza en tanto crecen los costos de la fabricación de relojes. El máximo responsable ejecutivo de Swatch Group AG, Nick Hayek, dijo que el Banco Nacional Suizo ha desencadenado un “tsunami”.

Dieciséis de las marcas de relojes más caras del mundo, las tres cuartas partes de las cuales son producción de Richemont, presentarán nuevos relojes la semana próxima en el Salon International de la Haute Horlogerie. Los fabricantes de relojes gastan un total de 30 millones de francos (US$33 millones) en marketing en el evento, estima René Weber, un analista de Bank Vontobel AG.

FIESTA DE IWC


Uno de los momentos culminantes de la noche es la cena de gala de IWC, donde distribuidores y clientes alternan con celebridades como Ewan McGregor y Adriana Lima, la modelo brasileña de Victoria’s Secret. La marca, que tiene 147 años, se ha preparado para recibir a unos 800 invitados en la exclusiva fiesta del 20 de enero.

La cuenta de entretenimiento ahora se ha vuelto más cara. Por otra parte, alrededor de la mitad de los costos de Richemont son en francos, así como el 30 por ciento de su gasto operativo, estima Thomas Chauvet, un analista de Citigroup Inc. Swatch, la propietaria de las marcas Omega y Breguet, se ve aun más expuesta, dado que el 85 por ciento de sus costos de producción son en francos, señaló.

“Sin duda no son buenas noticias que la moneda propia se fortalezca tanto para quienes se dedican a exportar”, sostuvo Jean-Claude Biver, que está al frente de la división de relojes de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA.

La mayor parte de los relojes suizos se exporta, casi un tercio a la zona del euro, concluyó Biver.