AFTEROFFICE
DEPORTES

Atlético de Madrid, ¿el Robin Hood del futbol?

El Atlético de Madrid ha demostrado que para ser un gran equipo no se necesita ser un gigante financiero como Real Madrid o Barcelona. ¿Podrán demostrar hoy "Los Colchoneros" que son el Robin Hood de la Champions League?
Redacción
23 mayo 2014 16:30 Última actualización 24 mayo 2014 5:0
Arda Turan ha sido una pieza clave en el funcionamiento del club colchonero. (Reuters)

Arda Turan ha sido una pieza clave en el funcionamiento del club colchonero. (Reuters)

En su búsqueda por el título de la Liga Española, el Atlético de Madrid derrotó a los dos clubes más ricos del mundo: Barcelona y Real Madrid.

Los Colchoneros quieren demostrar que no se necesita ser un gigante financiero y publicitario para ganar la Champions League, por lo cual deberán vencer hoy a un Real Madrid con una poderosa ofensiva comandada por su estrella, Cristiano Ronaldo.

Según datos de Bloomberg, si el Atlético gana la Champions, se convertiría en la escuadra con la nómina de sueldos más baja en ganar la liga desde 2004.

En opinión del José María Gay, catedrático de la Universidad de Barcelona y especialista en finanzas de futbol, el conjunto colchonero ha probado que la grandeza en la cancha no siempre va de la mano con una riqueza exorbitante. 

Señala que, actualmente, el mercado de fichajes está dominado en gran medida por un selecto y pequeño grupo de clubes financiados por fondos de riqueza soberana árabe y multimillonarios rusos. Este grupo, indica, mueve unos 3 mil 700 millones de dólares al año. 

Atlético Madrid es controlado por el empresario Miguel Ángel Gil, quien asumió como director ejecutivo reemplazando a su padre fallecido. El club no cuenta con el prestigio ni los patrocinios internacionales de Real Madrid, e incluso le costó mucho trabajo conseguir financiamiento para competir durante la crisis económica que sacudió a España durante los últimos 6 años.

Los rojiblancos tienen una plantilla de 55.8 millones de euros (uno 76 millones de dólares), aproximadamente la cuarta parte de la que tenía Real Madrid en junio pasado. El Porto, dirigido entonces por José Mourinho, tenía una nómina de unos 39 millones de euros cuando ganó la Liga de Camepones de 2004.


El ROBIN HOOD DE LA PELOTA

"Algunos ven al Atlético como una especie de Robin Hood que vence a los adversarios más poderosos", dijo en marzo el jugador rojiblanco Tiago Cardoso, en referencia al bandido inglés que robaba a los ricos para dar a los pobres.

Mientras Los Merengues tienen su sede en la principal avenida de tres carriles en Madrid, Los Colchoneros se encuentran en un distrito de clase obrera en el sur de la ciudad de Madrid. 

“Saben que los jugadores de Real Madrid son más altos, ricos y apuestos que ellos”, sostuvo Miguel Ángel Guijarro, coautor del libro “Leyendas del Atlético de Madrid”.

Real Madrid, con el récord de haber sido nueve veces campeón europeo, es uno de los pocos “clubes mega-ricos” que alimenta el auge del mercado de canjes, de acuerdo con Mark Goddard, quien supervisa los datos y la conformidad de los canjes en FIFA.

El mercado, sin incluir las transferencias locales, creció un 41 por ciento en 2013. Otros clubes muy gastadores fueron Paris Saint-Germain y Mónaco, propiedad de Qatar Investment Authority y del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev, respectivamente. Real Madrid es propiedad de sus simpatizantes.

“Si miramos el extremo superior del mercado donde está todo el dinero inflado, es como un club de yates; es muy pequeño”, dijo Goddard.

Atlético de Madrid nunca ha ganado la Champions Legaue. Lo más lejos que ha llegado en este torneo fue en 1974, cuando perdió la final ante el Bayern Munich. 

Los Colchoneros se consagraron campeones de la Liga Española el sábado pasado al empatar contra el Barcelona a un gol, con lo cual acabaron con la hegemonía impuesta por el Real Madrid y el Barsa desde 2004. 

1
EL CONSTRUCTOR DE LA MENTALIDAD GANADORA

 

Diego Simeone

Los futbolistas del Atlético de Madrid tienen tanto respeto, fe y confianza en el entrenador Diego Simeone, que se tirarían de un puente si él lo pidiera, afirmó esta semana el mediocampista Tiago con una sonrisa en el rostro.

De este nivel es la confianza y el respeto que los jugadores rojiblancos tienen hacia el estratega argentino que también fue jugador del Atlético, siendo la temporada 1995/1996 su mejor etapa al conquistar el histórico doblete: la Liga Española y la Copa del Rey.

El Atlético Madrid se ha convertido en un reflejo de lo que es el argentino Simeone: un equipo bien organizado y muy trabajador, con un gran compromiso y una fuerte vena rebelde.

Si bien Simeone rehusó al inicio de temporada aceptar públicamente que el Atlético podría ser capaz de competir contra los gigantes Real Madrid y Barcelona, demostró que con esfuerzo y una actitud incansable su equipo podía estar a la altura de los mayores desafíos.

El Atlético ha vivido una temporada impresionante, ganando la Liga por primera vez desde 1996, y con posibilidades ahora de levantar el torneo continental por primera vez en la que será su segunda final.

El club colchonero fue, por mucho, el equipo más constante de los tres que lucharon por la liga española esta campaña, con una defensa sólida y una fuerte presión en todos los sectores de la cancha.

El gol de cabeza del central uruguayo Diego Godín contra el Barcelona en el Camp Nou el sábado pasado, que le dio La Liga al Atlético, fue otra de las tantas jugadas ensayadas que ilustran el énfasis que pone "el Cholo" en la estrategia.

El técnico asumió el banco rojiblanco en 2011 y logró un impacto inmediato, ya que pudo escalar en la tabla hasta conseguir un quinto puesto y vencer al Athletic de Bilbao en la final de la Liga Europa.

Simeone demostró posteriormente que el Atlético estaba listo para enfrentarse de igual a igual a los equipos más poderosos al vencer al Chelsea en la Supercopa de Europa del 2012.

En otra señal de lo que estaba a punto de llegar, los Colchoneros ganaron la temporada pasada la Copa del Rey frente al Real Madrid por 2-1 en el estadio de su archirrival.

"La parte psicológica es importante, pero la motivación, si no la tienes dentro, nadie puede dártela. Mis charlas son espontáneas, creo que es la mejor forma de que te escuchen", aseguró Simeone la semana pasada.

1
 

 

14 años después Real madrid y Atlético de madrid juntos en la Champions