AFTEROFFICE
deportes

Atlante podría permanecer, otra vez,
en Primera División

La probable desafiliación de los Gallos Blancos de Querétaro, pondría a los atlantistas en posibilidades de jugar con el equipo que pierda la final por el ascenso, que disputarán Leones Negros y Estudiantes Tecos.
Francisco Arredondo R.
05 mayo 2014 22:52 Última actualización 06 mayo 2014 5:0
Andrés Fassi, presidente del Club Pachuca, advirtió que se deben buscar alternativas reales para evitar que la liga se quede sólo con 17 equipos. (Cuartoscuro)

Andrés Fassi, presidente del Club Pachuca, advirtió que se deben buscar alternativas reales para evitar que la liga se quede sólo con 17 equipos. (Cuartoscuro)

Una probable desafiliación de Gallos Blancos de Querétaro ronda los escenarios de la Liga MX, lo que representa la última esperanza para que los recién descendidos Potros de Hierro del Atlante se mantengan en el circuito, mediante una promoción que jugarían con el equipo que pierda la final por el ascenso, que disputarán Leones Negros y Estudiantes Tecos.

Estos puntos fueron revelados por el vicepresidente de los Tuzos del Pachuca e integrante del Comité de Desarrollo Deportivo de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Andrés Fassi, quien advirtió que se deben buscar alternativas reales para evitar que la liga se quede sólo con 17 equipos.

En varias de las opciones que se tienen, siempre aparecen los atlantistas, pues existe la posibilidad de que el empresario Alejandro Burillo Azcárraga sea quien compre a los emplumados o de lo contrario sí serían desafiliados por los problemas que atraviesan, luego de que su propietario, Amado Yáñez fuera acusado de supuestos fraudes.

“Estamos a una semana o 10 días de que Querétaro pueda ser desafiliado, le quedan distintas alternativas de gente que está tratando de quedarse con el club, no es una situación fácil, pero ojalá, porque es una plaza extraordinaria”, sostuvo el dirigente.

“Puede haber dos opciones, si finalmente Querétaro es desafiliado, puede existir la opción que los dos equipos que pelean el ascenso puedan ascender, o que Atlante pueda jugar repechaje con el equipo que pierda la Final del Ascenso. Hay que buscar alternativas en la próxima junta de dueños”.

Con este movimiento, que se tomaría como un caso extraordinario por la supuesta desafiliación de Querétaro, los atlantistas no tendrían que cumplir con la regla de jugar al menos un año en la división inferior.

“Tiene que haber 18 equipos forzosamente, no puede haber menos, eso dañaría muchos aspectos, no sería bueno; creo que el número de 18 es ideal para un torneo en el que las programaciones nacionales e internacionales van encontrando rumbo adecuado”, añadió Andrés Fassi.

Algunas fuentes consultadas revelaron que la directiva atlantista habría propuesto a la FMF que entre ambos absorbieran la compra de los queretanos, valuados en 27 millones de dólares, es decir, que Burillo pondría 12 y el órgano rector del balompié los 15 restantes.