AFTEROFFICE
buena vida

Asia en un plato

En sus propuestas culinarias, la gastronomía oriental combina tradición y vanguardia. Llegan a Santa Fe y Polanco nuevos sabores con preparaciones realizadas en su mesa.
Lizbeth Hernández
23 octubre 2016 21:39 Última actualización 24 octubre 2016 5:0
En Kyo, el comensal puede observar la preparación completa. (Especial)

En Kyo, el comensal puede observar la preparación completa. (Especial)

Ubicado dentro del hotel Camino Real Santa Fe, este lugar se renovó por completo y su oferta culinaria no podía ser menor. Ofrece platillos de Japón, India y China, entre los cuales destaca su apuesta más competitiva: el Shabu-shabu, plato tradicional cuyos orígenes se remontan al siglo XIII, tiempo en que los guerreros encabezados por Genghis Khan idearon una forma fácil de preparar su comida.

Las leyendas populares señalan que usaban su casco como olla personal para facilitar la cocción de verduras, carne y especies en un caldo. La idea fue rescatada siglos más tarde por el chef del restaurante Suehiro, en Osaka, quien después de cambiar los cascos por ollas, la registró en 1955.

En Kyo, el comensal puede observar la preparación completa. Hasta la mesa llegan verduras y proteína -pollo, pescado o mariscos-; la receta tradicional lleva finos cortes de carne de res. Una vez cocinadas en un caldo, carne y verduras se sirven como primer tiempo, después se agregan tofu, algas y fideos para crear la sopa de exquisito sabor.

“El consumo de alimentos es diferente en Oriente, en este plato se consumen primero la proteína, ácidos grasos, beta carotenos y omegas, ello facilita la digestión porque después vienen los carbohidratos, que nos brindan la energía necesaria y la sensación de saciedad”, explica el chef Roberto Villavicencio, quien está a cargo de la cocina.

También se puede degustar el Short rib braseado en garam masala, proveniente de la India, así como diversos condimentos de la cocina china, como la salsa de ostión. La nueva carta hace una apuesta por incorporar diferentes tipos de chile; por ejemplo, en el Hamachi incuyen col amarilla, salsa yuzu, soya y cilantro con finos cortes de pescado y chile serrano; el Bacalao negro tiene un toque de chipotle, al igual que las Esferas dragón, que están rellenas de camarón y queso monterrey Jack.

Las opciones en coctelería resaltan por su diversidad, lo mismo maridan mezcal con sake, que ginebra con cardamomo o lichi con curazao azul. Por su frescura y combinación resaltan el Akita mezcal, que incluye toronja, arándano, lichi y pétalos de rosa, y el Kyo Martini, que lleva ginebra, licor de naranja, limón y curazao azul.

El chef Mitsunori Ichikawa aprendió los secretos de la cocina japonesa de su abuela. Tras experimentar creó su propuesta en la que combina sabores asiáticos y mexicanos. En sus recetas resaltan lo mismo el plátano macho que el contraste de los sabores del taco al pastor o el picor de diferentes chiles.

“En Teppan Grill ofrecemos diversas tendencias de comida china, tailandesa, japonesa y vietnamita. Experimentamos con sabores, texturas y colores. Nuestros platos buscan satisfacer al comensal exigente”, comenta Ichikawa, quien incorporó 12 nuevos platillos a la carta, los cuales estarán disponibles a partir de noviembre.

La gran experiencia del restaurante es y seguirá siendo la plancha de preparación del teppanyaki. En ésta los sabores y aromas se fusionan al tiempo que el comensal puede disfrutar de su preparación. No olvide pedir ajos asados y la salsa de soya con chiles toreados.

Para maridar se recomiendan cerveza, vino o sake. El lugar cuenta con una amplia selección de vinos y destilados.