AFTEROFFICE
DEPORTES

Así se financian los tenistas que no tienen tanta suerte en el deporte

El "crowdfunding" es una práctica de financiamiento que consiste en sumar, mediante una iniciativa a través de la web, pequeñas aportaciones de dinero que, al final, contribuyan un poco a las carreras de tenistas como el irlandés James Cluskey.
Bloomberg
24 mayo 2014 17:47 Última actualización 25 mayo 2014 5:0
Etiquetas
James Cluskey no ha tenido tanta suerte en el tenis como sus compañeros Serena Williams y Rafael Nadal. (Archivo)

James Cluskey no ha tenido tanta suerte en el tenis como sus compañeros Serena Williams y Rafael Nadal. (Archivo)

El jugador de dobles irlandés James Cluskey viajaba por todo el mundo, subiendo en los rankings masculinos de tenis mientras se quedaba sin dinero.

Después de disputar torneos desde Estados Unidos a Eslovenia, Cluskey terminó 2013 en el puesto 153 de los rankings de dobles del ATP World Tour.

Su cuenta bancaria no tuvo la misma suerte. Cluskey, quien antes estuvo en el tercer puesto de los jugadores de dobles de la National Collegiate Athletic Association por la Universidad del Estado de Luisiana, volvió a su casa de Dublín en diciembre sin dinero para viajar a los torneos o practicar en el extranjero durante la temporada baja.

Recurrió entonces al sitio web irlandés de crowdfunding o financiación colectiva Pledge Sports. En seis semanas, la iniciativa de Cluskey “Road to Wimbledon 2014” (Camino a Wimbledon 2014) había recaudado 13 mil 080 euros o 30 por ciento más que su objetivo. Ese dinero pagará su viaje a Asia para jugar en su mejor superficie, las canchas de cemento.

“Habría tenido que dejar todo si no hubiese sido por el crowdfunding”, dijo Cluskey, de 27 años.  En los niveles bajos, el dinero de los premios es tan escaso, que “es prácticamente imposible ganarse la vida, en especial en dobles”. 

El puesto 167 que actualmente tiene Cluskey en dobles es demasiado bajo para permitirle entrar al Abierto de Francia que comienza el 25 de mayo en París. Rafael Nadal de España y Serena Williams de Estados Unidos -que el año pasado ganaron más de 12 millones de dólares cada uno- son los campeones vigentes.

Dada la falta de dinero de premios en los niveles más bajos y un costo anual de jugar tenis profesional de 143 mil dólares, según un estudio de 2010 de la Asociación de Tenis de EU, los jugadores como Cluskey recurren cada vez más a Internet para buscar apoyo financiero. Tennis Ireland no tiene suficiente dinero para solventar los gastos de sus jugadores en los viajes.


FINANCIAMIENTO AJENO AL DEPORTE


Aunque el crowdfunding -forma de recaudar dinero para un proyecto logrando que un gran número de personas aporten pequeñas sumas- es un método consagrado en las artes, recién comienza en los deportes.

La saltadora de esquí estadounidense Lindsey Van y el equipo jamaiquino de bobsleigh lo utilizaron para ir a las Olimpíadas de Sochi. Según la suma que aporten, los donantes pueden ser recompensados con una camiseta autografiada, un correo electrónico personal de agradecimiento o una clase de tenis.

La mayoría de los sitios web de crowdfunding cobran una comisión de 10 por ciento por cada campaña exitosa. Si el objetivo no se alcanza después del plazo fijado, el atleta no recibe nada y el dinero se devuelve a los donantes.

Pledge Sports recaudó 50 mil euros con diez campañas completadas desde que comenzó en marzo, según el fundador y máximo responsable ejecutivo, Richard Pearson, quien apunta a recaudar un millón de euros en el primer año expandiéndose al Reino Unido y Estados Unidos.