AFTEROFFICE
DEPORTES

Así quedaron las semifinales de ida en la Liga MX

Los Tuzos lograron una victoria frente a Los Gallos Blancos, pero las Chivas no corrieron con la misma suerte y empataron a cero contra Santos Laguna. 
Notimex
21 mayo 2015 20:32 Última actualización 22 mayo 2015 0:55
Germán Cano fue el autor del primer gol de Los Tuzos. (Cuartoscuro)

Germán Cano fue el autor del primer gol de Los Tuzos. (Cuartoscuro)

LOS TUZOS TOMAN VENTAJA

Pachuca siguió iluminado en esta liguilla del Torneo Clausura 2015 de la Liga MX y en el partido de ida de las semifinales tomó ventaja de 2-0 sobre Gallos Blancos de Querétaro.

En cotejo celebrado en la cancha del estadio Hidalgo, los goles de la victoria fueron obra del delantero argentino Germán Cano, al minuto nueve, y de Rodrigo Salinas, al 39, para dar un paso importante rumbo a la final por el título, a falta de lo que se escriba el domingo en La Corregidora.

El equipo queretano se fue de “la Bella Airosa” sin anotar de visitante y las cosas se le complicaron más con la expulsión del defensa Ricardo Osorio desde el minuto 41.

Ahora, Gallos Blancos deberá dar un giro de 360 grados en la revancha para ganar 2-0 o, en caso de recibir un gol, hacerlo por diferencia de tres si quiere soñar con la final.

UN PARTIDO ABURRIDO

Guadalajara sigue sin ganar en la nueva casa de Santos Laguna y esta noche en la ida de semifinales se encomendó al portero Luis Michel para sostener la igualada sin goles.

En el juego disputado en el estadio Corona, los Guerreros fueron más incisivos al ataque, sobre todo, en el segundo lapso, pero se encontraron con un buen Luis Michel, que al final se llevó las palmas.

Chivas, ante su maldición en La Comarca, se paró bien en el terreno de juego contra un equipo verdiblanco que al inicio del cotejo comenzó con más enjundía, empujado por su afición.

Antes del cuarto de hora, las fallas en defensa de Chivas casi le permiten a Santos marcar cuando Javier "Chuletita" Orozco dejó escapar la anotación de frente a la meta de Michel, pero su disparo se fue apenas desviado ante un rebanón previo de la zaga.

El primer y segundo tiempo transcurrieron sin mucha acción, con jugadas incompletas, pases fallidos y pocos tiros a puerta. El juego, en general, fue bastante escabroso.

La tarea será mayúscula para Chivas el próximo domingo en el estadio Omnilife, pues estará obligado a ganar el encuentro por su condición de local.

1
   

     

Chivas