AFTEROFFICE
buena vida

Artesanías de madera convertidas en una 'joya'

Martha Vargas, oriunda de Morelia, es diseñadora de joyería, pero está enamorada de Michoacán, de sus paisajes, su fauna y sobre todo, de sus artesanos y sus manos privilegiadas. En entrevista nos platica de sus diseños en madera realizada por ellos.
Myrna I. Martínez
19 agosto 2015 21:33 Última actualización 20 agosto 2015 5:0
De su padre heredó el amor por acercarse a las comunidades de artesanos purépechas y conocer su trabajo. (Braulio Tenorio)

De su padre heredó el amor por acercarse a las comunidades de artesanos purépechas y conocer su trabajo. (Braulio Tenorio)

La diseñadora de joyería, moreliana de nacimiento, es una enamorada de Michoacán, de sus paisajes, su fauna y sobre todo, de sus artesanos y sus manos privilegiadas.

De niña vivió en Pátzcuaro. De su padre heredó el amor por acercarse a las comunidades de artesanos purépechas y conocer su trabajo. Ha trabajado algunas de sus colecciones acompañada de ellos e inspirada en los paisajes de su estado natal. Su trabajo de joyería en plata se ha expuesto en el Museo Franz Mayer, Antiguo Colegio de San Ildefonso y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid.

Por primera vez se lanza a una nueva aventura acompañada de los artesanos de madera de Michoacán: su recién terminada colección de muebles con madera de perote tallada. Es la primera vez que se realizan artesanías de este tipo con diseños contemporáneos y en tendencia, como las figuras geométricas.

1
Figuras geométricas

La madera es casada o “trenzada” y pulida con miel de abeja. Se observa una gran variedad de bancos con aves o maíz tallados finamente, cabezas decorativas de “caza menor”, en protesta a los que cazan animales y cuelgan sus cabezas en la pared, o artículos para el hogar.

Bancos

Está integrada por las líneas A la Mesa, Tierra, Geometrías, Ilusión Textil y Cojines, en las que el detalle del trabajo de tallado es una obra de arte. La madera es casada o “trenzada” y pulida con miel de abeja. Se observa una gran variedad de bancos con aves o maíz tallados finamente, cabezas decorativas de “caza menor”, en protesta a los que cazan animales y cuelgan sus cabezas en la pared, o artículos para el hogar.

Es decorativa, artesanal y funcional y se puede adquirir en su showroom (Porfirio Díaz 138–301, Col. Extremadura Insurgentes).

___¿Cuál es el objetivo por retomar esta tradición?
___ No debemos permitir que se pierda, que los artesanos se vayan al extranjero. He trabajado en pueblos que son de puras mujeres, niños, ancianos y un burro flaco. El trabajo de los artesanos les va a permitir que no suceda esto. Las comunidades saben hacerlo por tradición y lo traen en la sangre, al principio uno les da el diseño, pero lo que hacen es impresionante.

___¿De qué forma reinterpreta la artesanía y la vuelve contemporánea?
___ Uno no puede voltearle la cara a las tendencias internacionales. Si la tendencia es la geometría, hagamos geometría, no seguir centrándonos en hacer trompos o carritos. Por ejemplo, ellos no están acostumbrados a casar las maderas, les da un poco de trabajo, les es más fácil tallar. Si el mundo se está yendo por el geometrismo, les enseñamos a hacer cosas que al final a ellos les va a gustar mucho.

___¿Cómo concibió esta colección?
___ Estuve trabajando con ellos y y tuve la oportunidad de dar clases a los indígenas en Michoacán, en las que les dije que teníamos que dar un paso más, modernizar los diseños y ayudarlos a comercializar; es muy difícil que ellos vengan a vender sus productos. Es un momento en que la joyería mexicana está en un letargo porque está entrando mucha joyería china y dije: “bueno, aprovechemos este momento para hacer otras cosas con ellos y ayudarnos mutuamente”.

___¿Qué puede platicar del diseño?
___ Tengo muchos años de estar metida en la industria de la moda y textil, he dado clases que tienen que ver con la industria de la moda y que tienen que ver con lo fashion, y dije: “muy bien, se están usando cierto tipo de cosas, retomo las ideas que están en tendencia y las plasmo en artesanías”.

___ Incluyó una línea de casa con bateas de pelícanos...
___ Soy extraordinariamente visual; nosotros tenemos un terrenito en Michoacán con un pedacito muy chiquito de playa. Un día iba caminando con mi padre y un montón de pelícanos aparecieron y se clavaron hacia el mar, me impactó el espectáculo. Los diseñadores tenemos el vicio de hacer las cosas que uno va viendo, que le van impactando.

___¿Tardó mucho en lograr la colección?
___ Bastante tiempo, no es algo que ellos hayan hecho antes. Los capacitamos y, sobre todo, les tuvimos que transmitir la idea y convencerlos, no fue tan fácil porque ellos querían seguir haciendo lo que su abuelo hacía, pero, o los sacábamos de ese concepto o no iban a sobrevivir. Están muy entusiasmados de que logremos salir adelante juntos. Ellos están tan esperanzados como yo de que esto sea un éxito.

1


Bancos