AFTEROFFICE
culturas

Arte latinoamericano a subasta en Sotheby's de NY

Las subastas se celebrarán el 19 y 20 de noviembre en las oficinas de Sotheby's en Nueva York, e incluyen un total de 204 piezas de varias de las más populares escuelas de la plástica de la región, entre ellas obras de Rufino Tamayo y de Leonora Carrington.
Notimex
03 noviembre 2015 16:56 Última actualización 03 noviembre 2015 17:13
"El Juglar", de la pintora mexicana Leonora Carrington, será una de las obras de arte latinoamericano a subastar. (Tomada de www.sotheby's)

"El Juglar", de la pintora mexicana Leonora Carrington, será una de las obras de arte latinoamericano a subastar. (Tomada de www.sotheby's)

NUEVA YORK.- La casa de subastas Sotheby's anunció hoy un par de subastas de obras de maestros latinoamericanos de la pintura moderna y contemporánea, lo que destaca el creciente interés que generan estos artistas entre coleccionistas internacionales.

Las subastas se celebrarán el 19 y 20 de noviembre en las oficinas de Sotheby's en Nueva York, e incluyen un total de 204 piezas de varias de las más populares escuelas de la plástica de la región, entre ellas obras del mexicano Rufino Tamayo y de Leonora Carrington.

Las selección moderna incluye retratos, paisajes y obras cubistas, así como de muralistas mexicanos, surrealistas, de realismo social y de hiper-realismo. Además de Tamayo y Carrington, destacan obras de Wolfgang Paalen, Wifredo Lam y Cícero Dias.

Mientras tanto, la subasta contemporánea, del 19 de noviembre, incluye piezas del constructivismo, la abstracción geométrica, cinetismo, conceptualismo y del arte concreto y neo-concreto, entre las que destacan obras de Joaquín Torres-García, Jesús Rafael Soto y León Ferrari.

Axel Stein, director de arte latinoamericano de Sotheby's, explicó en entrevista que cerca de la mitad de las obras subastadas son de “calidad museística” y que la selección demuestra la conexión que existe entre las vanguardias de Estados Unidos y Europa con las de América Latina.

De acuerdo con el experto, existe una clara correspondencia entre los artistas latinoamericanos de vanguardia con los del resto del mundo, lo que ya a finales del siglo XX diluía las pretensiones sobre lenguajes artísticos nacionales o adscritos a una región.

El directivo sostuvo que museos, galerías y casas de subastas han comenzado a revelar una calidad de obras de primer nivel en América Latina, lo que ya había sido reconocido por la crítica y que ahora comienza a tener consideración igualmente a nivel del mercado.

“Hay gente que apenas está viendo lo que existe en la gaveta de América Latina en cuestión de arte contemporáneo, y el interés ahora es evidente no sólo de parte de los coleccionistas de la región sino de otros países”, aseguró Stein.