AFTEROFFICE
deportes

Arsène Wenger no rinde dividendos en Champions

Hace 19 años, el Arsenal invirtió en el técnico Arsène Wenger, quien a pesar de ser el más ganador del club, no ha podido demostrarlo en Europa. Los "Gunners" enfrentan hoy en la ida de los octavos de final de la Champions League al Barcelona.
Alain Arenas
22 febrero 2016 22:39 Última actualización 23 febrero 2016 5:0
Cumple desde el banquillo. Los números del estratega no le han valido conquistar la Orejona. (Especial)

Cumple desde el banquillo. Los números del estratega no le han valido conquistar la Orejona. (Especial)

En la temporada 2003-04, Arsène Wenger vivió la mejor campaña de su carrera como entrenador al ganar de manera invicta la Premier League (26 triunfos y 12 empates) y sólo perdió cuatro encuentros en aquel año futbolístico. Sin embargo, una de esas derrotas le costó su participación en la Champions League, ya que cayó ante el Chelsea en la vuelta de los cuartos de final. Esta eliminación es una de las 17 que el francés ha sufrido en esta competencia y que lo mantienen sin ganar el trofeo continental.

De acuerdo con la revista Forbes, el cuadro londinense es el séptimo equipo más rico del mundo con un valor de mil 307 millones de dólares, pero solamente en seis temporadas bajo el mando de Wenger se ha podido colocar entre los ocho mejores de Europa.

El entrenador de 66 años es el más ganador de la historia de la institución, para la cual ha ganado 15 títulos con los Gunners (10 de ellos obtenidos entre 1998 y 2005). Pero sus cuatro campeonatos y sus cinco eliminaciones consecutivas en octavos de final en Champions en lo que van de la década, han puesto en peligro su continuidad al frente del equipo, como lo aceptó en una entrevista concedida para The Telegraph en febrero del año pasado.

“Él no puede seguir para siempre. No ha ganado un título de liga desde hace 12 años y al mismo tiempo un campeonato, en Europa o Inglaterra, le ofrecería la redención de una clase; la segunda mitad de su reinado está en peligro de ser considerado por la historia como un momento de deriva. En el fondo, él debe saber, como hace todo el mundo, que el Arsenal no puede tener una mejor oportunidad de ganar un título como la tiene en esta temporada”, escribió Jonathan Wilson en The Guardian.

ARSENE WENGER
Fecha y lugar de nacimiento: 22 de octubre de 1949, Estrasburgo, Francia
Debut como DT: 1984
Clubes: Nancy (1984-87)  Mónaco (1987-94)
Nagoya Grampus (1995-96)
Arsenal (1996-2016)


El cuadro de la capital inglesa se había manejado hasta el principio de la campaña 2012-13 como un equipo con el que jugaban elementos jóvenes para luego venderlos. Futbolistas titulares como Gaël Clichy, Bacary Sagna, Cesc Fábregas, Samir Nasri y Robin van Persie fueron transferidos por un total de 92 millones de dólares. Por esta situación, expresaba Wenger en aquel tiempo, “no podemos trascender como nosotros queremos en los torneos que jugamos”.

Desde la temporada 2013-14, la escuadra cambió su dinámica para ser un equipo comprador. Dejó de vender a elementos de su cuadro inicial y adquirió a futbolistas como Mesut Özil, del Real Madrid; Mathieu Flamini, del Milán; Alexis Sánchez, del Barcelona; Danny Wellbeck, del Manchester United, y Petr Cech, del Chelsea, por 111 millones de dólares, quienes tampoco ha podido levantar la Orejona para el club.

El DT francés mantiene al Arsenal con esperanzas de revertir su situación en Europa. Se enfrentará hoy en la ida de los octavos de final al Barcelona, conjunto que le ganó el título en la temporada 2005-06 y los dejó fuera del torneo en las campañas 2009-10 y 2010-11. De doblegar al cuadro que dirige Luis Enrique sería la primera ocasión que el equipo inglés elimina a los españoles en la historia del certamen.

El estratega también tiene al cuadro británico con vida en las competencias locales. En la Premier League está empatado con 51 puntos en el segundo puesto, sólo dos detrás del líder Leicester City, y en la FA Cup, donde busca revalidar su título, se encuentra en la quinta ronda, en donde enfrentará al Hull City el 8 de marzo.