AFTEROFFICE
buena vidA

Un aliado versátil, saludable y delicioso

Es una de las frutas más recomendadas por sus cualidades
antioxidantes. La acidez característica del arándano es ideal para combinarse con alimentos dulces o salados y se utiliza para preparar bebidas, jaleas, así como todo tipo de platillos.
Rosario Reyes
01 marzo 2016 20:48 Última actualización 02 marzo 2016 5:0
La verdadera maravilla del arándano es su poder antioxidante. (Especial)

La verdadera maravilla del arándano es su poder antioxidante. (Especial)

La acidez característica de este fruto es ideal para combinarse con alimentos dulces o salados y se utiliza para preparar bebidas, jaleas, así como todo tipo de platillos. Sin embargo, la verdadera maravilla del arándano es su poder antioxidante, beneficioso para la salud en general y particularmente para los sistemas cardiovascular y digestivo.

De acuerdo con información de la cooperativa agrícola Ocean Spray, su temporada de cosecha en Norteamérica es entre septiembre y noviembre, mientras que en Chile se obtiene de marzo a mayo. Propiedad de más de 700 cultivadores de arándanos y de toronjas de Estados Unidos, Canadá y Chile, esta asociación se fundó en 1930 y actualmente es la principal productora mundial de jugos y otras bebidas de arándano, así como de arándanos deshidratados.

Crecen en terrenos blandos y pantanosos, por lo general, cerca de humedales en Massachusetts, Nueva Jersey, Oregon, Washington y Wisconsin, en Estados Unidos, así como en algunas zonas de la Columbia Británica y Quebec, en Canadá, y en Chile.

Si bien ayudan a prevenir el envejecimiento, los antioxidantes pueden ser consumidos prácticamente toda la vida, explica en entrevista telefónica la nutrióloga Maricarmen Oses, de la cooperativa de Ocean Spray, ya que es una fruta que contiene nutrientes en todas sus partes: fibra en su cáscara y antocianinas y ácido ursólico en la pulpa.

“Los antioxidantes son compuestos que evitan que unas sustancias que se llaman radicales libres, presentes en el aire, en los productos que comemos, se peguen a las células y las oxiden. Cuando un radical libre se pega a la célula tiene un efecto oxidante y se desencadenan ciertas reacciones que predisponen a la enfermedad o el envejecimiento prematuro. A partir de nuestro nacimiento estamos expuestos al medio ambiente, ya sea por la misma respiración, la alimentación, la exposición a sustancias tóxicas que funcionan como radicales libres y por eso debemos consumir antioxidantes siempre”, señala.

Todas las frutas y verduras son antioxidantes, pero hay unos más potentes que otras y el arándano tiene una concentración mucho mayor, comparado con la manzana, la uva o el mango, asegura la especialista.

“En México, menos del 30 por ciento de la población consume las raciones de fruta y verdura recomendables. Cuarenta gramos de arándano, que puedes llevar en tu bolsa y no se echa a perder, equivalen a una de las cinco raciones de frutas o verduras recomendables al día, y al consumirlos hacemos que la salud del cuerpo en general mejore. Además, hay que recordar que ayuda a limpiar y purificar el organismo”, destaca Oses.


DEL RECETARIO DE OCEAN SPRAY

1
Ensalada de espinaca y arándanos deshidratados

Ingredientes:
 226 gramos de espinaca fresca
 ½ de taza de queso de cabra o queso feta en trocitos
 ¼ de cebolla roja rebanada en trocitos
 ½ de taza de arándanos deshidratados
 2 cucharadas de almendras tostadas rebanadas (opcional)

Para el aderezo:
 ½ de taza de vinagre balsámico
para aderezo de ensaladas
 2 cucharaditas de jugo de naranja
 1 cucharadita de ralladura
de naranja

Lavar la espinaca y cortar en tiras. Agregar el queso, la cebolla, arándanos, almendras y el aderezoalimentos

arándanos
1
Mousse de arándano light

Ingredientes:
 2 tazas de bebida de arándano light
 1 paquete de 10 gramos de gelatina light sabor frambuesa
 1 lata de 225 gramos de salsa de jalea de arándano
 1 base de pay preparada (opcional)

Modo de preparación:
Calentar la bebida hasta que hierva y retirar. Vertir la gelatina de frambuesa hasta que se disuelva. A parte, batir la salsa de jalea de arándanos y luego agregar la gelatina. Enfriar hasta que esté firme. Colocar en platos para servir o en la base del pie y congelar.

arándanos