AFTEROFFICE
buena vida

Año nuevo chino, una fiesta imperdible

El 8 de febrero inicia el Año del Mono de Fuego en el calendario chino. La cultura tradicional de ese país le atribuye prosperidad económica. Cada ritual simboliza el deseo de recibir un año nuevo bendecido con salud, felicidad y prosperidad.
Rosario Reyes
02 febrero 2016 21:45 Última actualización 03 febrero 2016 5:0
El 8 de febrero inicia el Año del Mono de Fuego en el calendario chino. La cultura tradicional de ese país le atribuye prosperidad económica. (Cortesía)

Todo en la decoración para la fiesta es alusivo a la buena fortuna. (Cortesía)

La primera cadena de hoteles de lujo en China abrió en 1866 y, desde entonces, brinda a sus huéspedes experiencias únicas, como su ya clásico Festival de Primavera, que coincide con la celebración del Año Nuevo chino.

Este 8 de febrero, The Peninsula Hotels invitan a huéspedes de todo el mundo a celebrar la llegada del Año del Mono de Fuego en un ambiente inspirado en antiguas tradiciones: desde rituales hasta paseos, regalos y platillos para la ocasión, en Hong Kong, Shanghái, Beijing, Tokio, Nueva York, Chicago, Beverly Hills, París, Bangkok o Manila.

Todo en la decoración para la fiesta es alusivo a la buena fortuna. Detalles como linternas colgantes y elegantes flores rojas, amarillas, rosas y moradas, reciben a los huéspedes, que durante su estancia en este simbólico día, serán testigos de celebraciones como la colorida danza del león.

En cada habitación, los anfitriones colocan señales de buena fortuna y salud para sus invitados, como macarrones rojos escarchados con un deseo de Año Nuevo, cajas de confitería y sobres rojos de la suerte con monedas de chocolate.

El Lucky Ride es el recorrido que se hace en familia para atraer la armonía en los hogares. Los huéspedes de las suites tienen derecho a un paseo con chofer-guía que los llevará en un viaje familiar de dos horas alrededor de cada ciudad, para visitar templos y locaciones del Año del Mono; por ejemplo, en Central Park en Nueva York, favorito por su vegetación, o The Peak, en Hong Kong, para disfrutar de una imponente vista desde las alturas.

Como también se disfruta alrededor de la mesa, en los hoteles de la cadena se elaboran menús especiales con sabor casero. Además los chefs de The Peninsula preparan versiones personales de los clásicos snacks del Festival de Primavera, como jiaozi dumplings, pasteles de arroz nian gao y sopa dulce tang yuan. La famosa Peninsula Afternoon Tea también está adaptada con deliciosos manjares chinos dulces y salados, además de una selección de tés de marca propia.

Las festividades chinas a menudo se centran en reuniones y momentos compartidos. Los viajes en familia durante esta temporada son más frecuentes por la oferta de estancia en la Suite Escape, que incluye estancia a un precio especial, desayuno diario para dos personas con opción a elegir entre americano o chino, crédito por 100 dólares por estadía para ser canjeados en los restaurantes del hotel y servicios de spa, cama extra gratuita y un desayuno americano o chino para un niño menor a 12 años. Esta oferta no está disponible en combinación con otras promociones ni en fechas black-out.

Como también es momento para regalar, en las boutiques de la cadena encontrará una gran variedad de canastas de temporada, delicias caseras como chocolates, galletas y tés, además de peluches y joyeros de lujo. Cada ritual simboliza el deseo de recibir un año nuevo bendecido con salud, felicidad y prosperidad.