AFTEROFFICE
desde la butaca

Amy Adams vs Emily Blunt: la pelea de la taquilla de esta semana

Un drama de bestseller con Emily Blunt y un emotivo sci-fi protagonizado por Amy Adams, se enfrentan en la cartelera esta semana. Además, el estreno de la precuela-spin off de Harry Potter.
Eldaa García
18 noviembre 2016 16:35 Última actualización 18 noviembre 2016 17:28
blog

La cartelera de esta semana es encabezada por Emily Blunt y Amy Adams. (Especial)

¡Cinéfilos! Esta semana ponemos a pelear a dos cintas recién estrenadas, ambas encabezadas por dos de las actrices más reconocidas de Hollywood: Amy Adams y Emily Blunt.

‘La llegada’
Son las manos de Amy Adams las que acunan y las que despiden; las que reflejan el temor a lo desconocido y las que también le tienden un puente de entendimiento en La llegada (The Arrival), la nueva película de Dennis Villeneuve.


La reconocida lingüista Louis Banks (Adams) es contratada por el gobierno de Estados Unidos para descifrar el lenguaje de los habitantes de 12 extraños objetos que se han ubicado en diversos puntos del planeta. Para ello contará con la ayuda del físico teórico Ian Donelly (un Jeremy Renner sobrio y equilibrado, lejos de Hawkeye y por ende, libre de las ridiculeces de Marvel); juntos intentarán descifrar el mensaje oculto de los extraños habitantes de esas naves.

Con una economía de recursos muy bien lograda, fotografía fría y brumosa, efectos especiales que no son usados a diestra y siniestra (como Gravity) y unas actuaciones contenidas que no caen en dramatismos innecesarios, el trío presenta una historia que por momentos hace guiños al cine de Scott y Kubrick (y también a Contacto de Robert Zemeckis… y sí, a Cuarón) sin caer en el descaro del robo.

Aunque hay un giro de tuerca algo forzado, es resuelto con pericia y deja caer, aparentemente sin relación con la historia, una interrogante: si pudieras ver tu vida de principio a fin, ¿cambiarías algo? ¿Verla? Sólo si no son clavados en la ciencia ficción pura.

La chica del tren
“El club de las mujeres despechadas” o “Testosterona, maldita culpable” bien pueden ser títulos alternativos para La chica del tren (The girl on the train).


Aquí, son los ojos de Emily Blunt (desconcertante, por decir lo menos) los que reflejan el temor, la tristeza y la desesperación de Rachel, quien, presa del alcoholismo, imagina la vida ideal de una de sus vecinas sin saber las consecuencias que esto tendrá para ella misma.

Basada en el libro del mismo nombre de Paula Hawkins, la cinta dirigida por Tate Taylor se esfuerza en retratar los infiernos de Rachel, pero, por alguna razón, a mitad del camino termina siendo un alegato de cómo los impulsos masculinos, incapaces de ser controlados, son los culpables de todo.

A pesar de que a primera vista son las mujeres las que cuentan esta historia (Rachel, Megan y Anna), uno termina sintiendo que son meros satélites orbitando alrededor de las incontrolables hormonas de sus hombres (Justin Theroux y Luke Evans). Si nos apegamos a la frase soltada por Megan de “mentir es como viajar”, entonces esta película resulta un viaje a todo dar. ¿Verla? Sólo si son MUY fans de Emily Blunt o de las películas de suspenso-a-lo-David-Fincher como ‘Perdida’ o en menor grado, La chica del dragón tatuado.

No te puedes perder: “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”.
Hordas, legiones de fanáticos han esperado por meses (seguro que con capas y varitas mágicas) el estreno de algo que no es ni precuela ni spin-off de la saga de Harry Potter (sino todo lo contrario): Animales fantásticos y dónde encontrarlos (Fantastic Beasts and where to find them)


Con dirección de David Yates (director de las últimas cuatro cintas del mago) y guión de la mismísima J.K. Rowling basado en un minúsculo escrito del 2001(¿les recuerda a El Hobbit?) la dupla trae al magizoólogo Newt Scamander recién desembarcado en el Nueva York de 1926 y que deberá enfrentarse a fuerzas oscuras que amenazan a la ciudad y al mundo mágico que vive dentro de ella.

Se había dicho que con Las Reliquias de la Muerte la historia del joven hechicero moriría con dignidad, en la cúspide del éxito. Pero aparentemente los millennials, quienes crecieron bajo el embrujo de Potter, quieren más. ¿Aguantará este pequeño apéndice una trilogía completa? Tal vez deberían de consultarlo con Peter Jackson.

¿Qué ver en Netflix?
En noviembre: Audrie & Daisy

Dos chicas, en dos ciudades distintas de Estados Unidos, son víctimas de agresiones sexuales y en un mundo en que las redes sociales definen la vida de los jóvenes, éstas fueron tomadas por comunidades enteras para burlarse, avergonzar y humillar públicamente a las adolescentes, llevando a una de ellas a tomar una decisión irreversible.


El documental, producción de Netflix, analiza cómo tras el impactante caso que estremeció a dos pequeños pueblos, el hostigamiento (el bullying) y el acoso, tan a la orden del día, se valen del internet para linchar a las personas.

Clásicos: ‘Buenos muchachos’
Nadie como Martin Scorsese (salvo, quizás, Francis Ford Coppola) para contar los usos y costumbres de la mafia italiana en Estados Unidos; Ray Liotta nunca fue tan vibrante y Robert de Niro nunca fue el mejor gangster en el East New York en 1955 que en Buenos muchachos (Good Fellas), ya disponible en Netflix.


“Desde que tuve uso de razón quise ser un gángster” es la carta de presentación de Henry Hill (Liotta), quien desde temprana edad fue admitido en la cofradía integrada por “Paulie” Cicero (Paul Sorvino), Jimmy Conway (Robert De Niro) y Tommy DeVito (Joe Pesci), dedicada a diversos (pero grandes) delitos. Antes de ‘El lobo de Wall Street’, Scorsese ya había pasado a la posteridad con este relato de mafiosos.