AFTEROFFICE
deportes

América se hace del 12 ante un equipo que no aspiró al campeonato

Los jugadores del club de Coapa quisieron despedir con el campeonato a Antonio Mohamed y desde el primer minuto pusieron en juego un planteamiento agresivo que obtuvo su recompensa ante unos Tigres sin ambición.
Domingo Aguilar Mendiola
14 diciembre 2014 23:19 Última actualización 15 diciembre 2014 5:0
El América está lejos de mostrar la hegemonía que tienen los clubes más fuertes de otros países. (Cuartoscuro)

El América está lejos de mostrar la hegemonía que tienen los clubes más fuertes de otros países. (Cuartoscuro)

América se convirtió en el equipo más ganador del futbol mexicano desde que éste se profesionalizó en la temporada 1943-1944: 12 títulos ostentan las vitrinas de la institución azulcrema. Los jugadores del club de Coapa quisieron despedir con el campeonato a Antonio Mohamed y desde el primer minuto pusieron en juego un planteamiento agresivo que obtuvo su recompensa ante unos Tigres sin ambición.

El ritmo de los americanistas no disminuyó (a pesar de una interrupción de parte del árbitro central, Paul Delgadillo, por una luz láser dirigida al rostro del portero visitante) y al minuto 35 Michael Arroyo recuperó la pelota en territorio rival, entró al área y superó con una bicicleta a Hugo Ayala. Una vez frente al arco fusiló con la pierna izquierda a Nahuel Guzmán. El descanso llegó y la igualdad en el marcador global prevalecía.

En la parte complementaria, los norteños fueron víctimas de su desorganización y la indisciplina. Los locales aprovecharon una falta para mandar un centro al área, donde Pablo Aguilar remató de cabeza. La pelota venció al portero felino mal ubicado y la afición celebró el segundo tanto al 61’.

Ricardo Ferretti quiso apostar por el ataque y cambió a José Torres por Darío Burbano, quien nada más estuvo unos segundos en el campo, pues se fue expulsado (63’) por detener a Miguel Layún cuando emprendía una carrera solo frente al arquero.

A tres minutos de la salida del colombiano, Damián Álvarez intentó dar un puñetazo a Ventura Alvarado, y aunque no conectó, la acción fue sancionada con tarjeta roja. Al 71’ Michael Arroyo siguió una jugada a pesar del silbatazo del árbitro y Nahuel Guzmán realizó una salida con las piernas en alto, aparentemente golpeó al ecuatoriano y se hizo acreedor a una segunda tarjeta amarilla. Los Tigres se quedaron sin su guardameta y con ocho hombres sobre la cancha.

La desesperación de los felinos se tradujo en más patadas. Emanuel Villa debió haber sido castigado con un cartón rojo tras arrollar a Miguel Layún, pero Delgadillo no se atrevió a seguir aplicando el reglamento. El conjunto local aprovechó la falta marcada y Oribe Peralta rubricó el tercer gol.

La docena de coronas convierte al América en el jerarca del futbol nacional; no obstante, todavía está lejos de mostrar la hegemonía que tienen los clubes más fuertes de otros países.

Las Águilas pueden aspirar a dos títulos de Primera División al año, por el formato de torneos cortos implementado en 1996. Sin embargo, no han aprovechado el tipo de competencia para conseguir el dominio que han logrado otros conjuntos protagónicos en sus respectivas ligas. Real Madrid, Bayern Munich, Manchester United y Juventus son escuadras que tienen sólo una oportunidad de salir campeones al año y aun así presumen un mejor porcentaje de efectividad que el América.