AFTEROFFICE
buena vida

Alma Terra: un trago
a su salud

Alma Terra, creada por Yael Osollo, es una empresa de jugos 'detox' con entrega a domicilio que se comercializa por Internet. Ofrece programas personalizados de desintoxicación, asesoría nutrimental y complementos alimenticios, todos líquidos, de purificación y mantenimiento saludable.
Rosario Reyes
13 julio 2014 22:38 Última actualización 14 julio 2014 5:0
Los productos de Alma Terra se utilizan en programas de desintoxicación, de acuerdo a las necesidades de cada consumidor. (Cortesía)

Los productos de Alma Terra se utilizan en programas de desintoxicación, de acuerdo a las necesidades de cada consumidor. (Cortesía)

Creada por Yael Osollo, Alma Terra es una empresa de jugos detox con entrega a domicilio que se comercializa por Internet. Ofrece programas personalizados de desintoxicación, asesoría nutrimental y complementos alimenticios, todos líquidos, de purificación y mantenimiento saludable.

“La empresa surgió hace más de dos años”, cuenta su fundadora. “El porqué es una cuestión personal, en cuanto a que decidí que quería ser independiente. Me apasiona el tema de la alimentación consciente, porque tuve una enfermedad en la que me tenían que operar y cambié mis hábitos alimenticios”.

Entonces, se dedicó a estudiar nutrición y medicina alternativa. Ella misma fue experimentando los beneficios de estas disciplinas en su salud. Los productos de Alma Terra se utilizan en programas de desintoxicación, de acuerdo a las necesidades de cada consumidor.

“Tenemos tres diferentes niveles de desintoxicación, de acuerdo a tus hábitos alimenticios; si comes de todo, el detox va a ser un poco más suave, para que no sea tan agresivo para tu cuerpo. Si eres una persona más saludable, que no come ciertos alimentos, como harinas refinadas o carnes rojas, tenemos un programa un poco más intenso, pero siempre ofrecemos el nivel uno, que es el más tranquilo y se puede combinar con los días de detox que quieras hacer, desde tres hasta 14, que es el máximo.

"En todos nuestros programas tenemos tres etapas, la primera es de preparación, que ahí lo que hacemos es llevar a la persona a dejar de consumir ciertos alimentos poco a poco. Se pueden presentar síntomas como dolores de cabeza, agotamiento, diarrea, estreñimiento, acné, mucosidades”, advierte Yael.

La segunda etapa es la toma de seis jugos al día y consumir mucha agua. “La tercera es regresar a comer, pero también poco a poco. Después de esto, a la mayoría ya no se le antojan los alimentos dañinos, porque tu cuerpo ya está mucho más limpio”.

La frecuencia de la desintoxicación depende de cada persona, concluye. “Siempre les digo que traten de escuchar a su cuerpo. Por ejemplo, hay quien hace un detox dos veces al año, pero de 14 días, hay quien lo hace una vez al mes, de tres días, o siete días cada tres meses, o un día una vez a la semana, depende de cada quien cómo se vaya sintiendo”.