AFTEROFFICE
DEPORTES

Alistando sudamericanos en cancha propia

El hecho de comprar sudamericanos y venderlos más caros a otras ligas ha dejado buenas ganancias al futbol mexicano. Sin embargo, a nivel deportivo, esto podría resultar contraproducente. 
María del Refugio Melchor
24 marzo 2015 22:44 Última actualización 26 marzo 2015 18:10
Jefferson Montero aprovechó su estancia en Morelia para viajar a la Premier League. (Tomada de Twitter)

Jefferson Montero aprovechó su estancia en Morelia para viajar a la Premier League. (Tomada de Twitter)

Lo que empezó como un gran negocio amenaza con convertirse en un problema para el balompié nacional. La política de contratar talento joven, capacitarlo y venderlo en grandes sumas de dinero será agradecido por los países sudamericanos.

La Selección mexicana disputará la primera fecha FIFA del año con dos juegos amistosos, el 28 de marzo contra Ecuador y el 31 ante Paraguay. En estos duelos enfrentará a viejos conocidos, jugadores que están en la Liga MX o que fueron formados aquí y ahora triunfan en el futbol europeo.

Los equipos de México han fortalecido sus finanzas con estas transacciones, pero la idea de preparar al enemigo en cancha propia le pasará la factura al representativo nacional, que ya no se presentará a estas confrontaciones como el gran favorito.

El torneo mexicano se ha convertido en la mejor vitrina para los nuevos valores del futbol sudamericano. Está el caso del delantero ecuatoriano Enner Valencia, quien llegó de 23 años a las filas del Pachuca por 3.58 millones de dólares. Anotó 18 goles durante su estancia con el conjunto hidalguense, hizo un buen Mundial y fue vendido al West Ham United por 16.3 mdd: una ganancia neta de más de 13 mdd.

Otro delantero, Jefferson Montero, vivió un proceso similar. Llegó a Morelia, en un par de años retomó su nivel de juego y al final prefirió emigrar al modesto Swansea de la Premier League a cambio de 5.4 mdd.

Asimismo, Joao Rojas llegó a reforzar al Cruz Azul (2.8 mdd) en 2013, proveniente de las filas de Monarcas. El equipo michoacano ahora paga el costo por desprenderse de sus mejores figuras al ubicarse en el fondo de la clasificación en el torneo Clausura 2015.

El duelo ante los paraguayos se convertirá en una especie de interescuadras, ya que serán siete los jugadores de esa nacionalidad que podrían saltar como titulares cuando se enfrenten al equipo mexicano comandado por Miguel Herrera.

Edgar Benítez, Paulo da Silva, Richard Ortiz, Roque Santa Cruz, Miguel Samudio, Pablo Aguilar y Osvaldo Martínez son los futbolistas que son estrellas en sus clubes mexicanos, pero que ahora capitalizarán ese conocimiento para buscar el triunfo ante la escuadra tricolor.

El americanista Osvaldo Martínez es el más cotizado de estos seleccionados paraguayos, su carta se elevó a 2.62 millones de dólares después de ganar dos títulos con América, cuando al Monterrey llegó por 436 mil dólares en 2009.

Roque Santa Cruz ya no es el más caro de la Selección paraguaya. El jugador que formó parte de grandes clubes como Bayern Munich, Manchester City y Málaga fue contratado esta temporada por Cruz Azul al módico precio de 2.18 millones de dólares.

La actividad de Santa Cruz ha sido mínima, apenas ha marcado un gol y está muy lejos del rendimiento del histórico José Cardozo que hizo 249 goles con Toluca. Como muchos foráneos, el máximo cañonero en la historia de los Diablos Rojos llegó como un desconocido y se hizo estrella, lo que confirma que el balompié nacional es un gran semillero de sudamericanos.