AFTEROFFICE
deportes

Alfredo Hawit se declara culpable en caso FIFA en EU

El expresidente de Concacaf, el hondureño Alfredo Hawit, se declaró culpable de los cargos de participar en esquemas de corrupción descubiertos por la Justicia estadounidense en una investigación sobre la FIFA.
Agencias
11 abril 2016 12:51 Última actualización 11 abril 2016 12:56
El también exvicepresidente de la FIFA se declaró culpable de cuatro acusaciones ante una corte en Nueva York. (AP)

El también exvicepresidente de la FIFA se declaró culpable de cuatro acusaciones ante una corte en Nueva York. (AP)

NUEVA YORK.- El hondureño Alfredo Hawit, expresidente de la Concacaf, se declaró culpable este lunes de los cargos de participar en esquemas de corrupción descubiertos por la Justicia estadounidense en una investigación sobre la FIFA. El también exvicepresidente de ese organismo, se declaró culpable de cuatro acusaciones ante una corte en Nueva York.

El hondureño es una de las 42 personas y entidades acusadas en una investigación por sobornos en la FIFA por más de 200 millones de dólares, un esquema en el que dirigentes del futbol recibían pagos ilegales por la adjudicación de derechos de transmisión para torneos y partidos.

Las investigaciones dejaron al futbol inmerso en una inmensa crisis y descabezaron a la FIFA, la Concacaf y la Conmebol. Gianni Infantino, recientemente electo presidente de la FIFA, ha prometido cambiar la manchada imagen de la entidad.

Hawit, de 64 años, se declaró culpable de asociación para delinquir, dos cargos de fraude electrónico y conspiración para obstruir la justicia. Deberá devolver 950 mil dólares como parte de su acuerdo.

El exdirigente admitió haber cobrado cientos de miles de dólares en sobornos de dos empresas de mercadeo deportivo que querían adjudicarse derechos de transmisión de partidos de futbol.

"Sabía que estaba mal recibir esos pagos", sostuvo Hawit, quien fue arrestado el 3 de diciembre en un hotel en Zúrich junto al entonces presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout. Hasta el momento, 15 personas y dos empresas de mercadeo se han declarado culpables en Estados Unidos.