AFTEROFFICE
reflector

Alfonso Cuarón finaliza rodaje de 'Roma', la cinta de sus sueños

Sin revelar el elenco, la trama ni la fecha de estreno, el cineasta mexicano anunció el fin del rodaje de 'Roma', ambientada en los años 70 en la capital mexicana. "Tomé la decisión de regresar a México para hacer la película que he soñado hacer", dijo.
Rosario Reyes
14 marzo 2017 15:25 Última actualización 14 marzo 2017 15:30
Alfonso Cuarón sostuvo que a pesar de no filmar durante tantos años aquí, sigue en contacto con su país. (Cuartoscuro)

Alfonso Cuarón sostuvo que a pesar de no filmar durante tantos años aquí, sigue en contacto con su país. (Cuartoscuro)

Luego de ganar el Oscar por Gravity en 2014, Alfonso Cuarón decidió regresar a su país, donde hace 17 años no filmaba. Contrario a lo que sucede en la industria, dijo en conferencia de prensa, que después del premio, al que llamó “juguetito”, sigue una cinta con mayores recursos, quiso filmar aquí.

“Yo tomé la decisión de regresar a México para hacer la película que he soñado hacer, además con los recursos que he soñado. El rodaje fue muy extenso, por ejemplo, pero fue parte de aprovechar este momento, en vez de salirme por la tangente industrial, regresar a lo que es mío”.

"Mi infancia ya es de época", dijo entre risas a propósito de Roma, que está ambientada en la década de 1970 en la capital.

En conferencia de prensa en el Museo de la Ciudad de México y acompañado por el director artístico Eugenio Caballero (El laberinto del fauno), Cuarón hizo el anuncio del término del rodaje. Nada más. No reveló el elenco, la trama ni la fecha de estreno. Apenas mencionó que filmar una escena en la calzada México-Tacuba fue particularmente difícil, pero para el equipo era fundamental recrear el Halconazo del Jueves de Corpus de 1971. “Pero quiero aclarar que la película no se trata de ese hecho”, aseguró.

Cuarón sostuvo que a pesar de no filmar durante tantos años aquí, sigue en contacto con su país. “No es que de pronto llegué y vi un paisaje distinto; no he estado en la olla, como ustedes, pero sí siguiendo la temperatura de la olla. Para mí no hubo sorpresas al llegar aquí, creo que mis opiniones (acerca de la realidad de México) van a ser muy similares a las de cualquiera. Creo que en general, es muy difícil ser mexicano y no tener una cierta conciencia”.

Tanto Cuarón como su director de arte, Eugenio Caballero, coinciden en que el aspecto de la ciudad es completamente distinto, pero la vida que se percibe en cada sitio, permanece. Un detalle que llamó la atención de todo el crew, fue que, al comparar los cientos de fotos de la época de los 70 con imágenes actuales, es la evidente epidemia de obesidad. “Éramos un país de flacos”, dice el realizador.

Caballero, por su parte, compartió que la logística fue complicada, desde el cierre de calles para autos y peatones, hasta los trámites de permisos para retirar los toldos publicitarios en las fachadas de las zonas donde filmaron, básicamente en el primer cuadro de la ciudad.

Con todo, concluye Alfonso Cuarón, a pesar de los inconvenientes que generó a los vecinos por su filmación, en general, se mostraron complacidos incluso de apoyar al equipo. “El cine es de las pocas buenas noticias de este país, hay una actitud muy positiva, de luz, de vida, humana que hace una gran diferencia al estar en esta ciudad”.