AFTEROFFICE
culturas

Ai Weiwei: el arte de decir

El artista chino se define como “un adicto a opinar” y para suerte de sus seguidores es un maestro de la síntesis verbal. Resume sus ideas en explosivas y refinadas frases que explican sus motivos, sus pensamientos y sus desafíos. Es esa riqueza la que se recoge en su libro "Weiwe-ismos".
Myriam Vidriales
12 agosto 2014 0:7 Última actualización 12 agosto 2014 13:14
AI Weiwei es uno de los mayores símbolos de la resistencia contra el régimen chino y su política de opresión a los derechos humanos. (Cortesía)

AI Weiwei es uno de los mayores símbolos de la resistencia contra el régimen chino y su política de opresión a los derechos humanos. (Cortesía)

Ha sellado vasijas de barro centenarias con el logotipo de Coca-Cola. Parodió el gangnam-style como protesta por la censura en su país. Concibió El Nido de pájaros, un estadio de extraña belleza símbolo de los Juegos Olímpicos de 2008 en China, los cuales calificó de una treta ideológica. Invirtió dos años de su vida en supervisar la producción de 100 millones de semillas de porcelana que utilizó para su obra más famosa: Sunflower seeds.

Se filmó en un video dejando caer una urna de la dinastía Han para que se hiciera pedazos. Su obra lo hermana con Duchamp, con Warhol, con Jasper Johns. Es, además, uno de los mayores símbolos de la resistencia contra el régimen chino y su política de opresión a los derechos humanos. Es Ai Weiwei, un hombre para quien “todo es arte. Todo es política”.

Él mismo se define como “un adicto a opinar” y para suerte de sus seguidores es un maestro de la síntesis verbal. Resume sus ideas en explosivas y refinadas frases que explican sus motivos, sus pensamientos y sus desafíos. Los manda al mundo principalmente a través de Twitter (@aiww_en), y también de sus escritos y múltiples entrevistas que da en el marco de sus exposiciones y cuando la coyuntura política lo demanda.

Es esa riqueza la que se recoge en Weiwe-ismos, un libro que reúne los pensamientos de este singular artista y los ordena en seis temas: la libertad de expresión, el arte y el activismo, el gobierno, el poder y la toma de decisiones morales; el mundo digital, la historia y el futuro, y las reflexiones personales.

Cada apartado permite que el lector se asome a una privilegiada ventana en donde la mente de uno de los más controversiales y valientes artistas contemporáneos brilla lúcida y provocadora. Las frases fueron seleccionadas por Larry Warsh, crítico estadounidense de arte y gran conocedor de la obra del artista chino. Warsh revisó 74 textos y entrevistas para armar este volumen.

El mosaico resultante permite a los lectores conocer de la propia voz de Ai Weiwei su forma de ver la vida, y cómo considera la situación en la que realiza su creación y su lucha política cotidiana, un aspecto crucial que no dejará indiferentes a los lectores occidentales, acostumbrados a dar por sentado que la libertad de crear y de decir son cosa juzgada.

Tusquets Editores ha publicado este libro en el marco de la visita, por primera vez a México, de la obra de Ai Weiwei, con la exposición Cabezas del Zodiaco, que estará hasta febrero de 2015 en el Museo Nacional de Antropología e Historia. Las grandes cosas vienen en pequeñas dosis, y Weiwei-ismos es justamente un pequeño libro que contiene el ideario vital de uno de los más grandes artistas de nuestra época. Manifiesto poderoso y refrescante, irresistible para leer en esta época edulcorada, en la que tomar una posición ante el mundo parece el gesto alucinado de los habitantes de una galaxia far far away.

Directora de comunicación y marketing, Grupo Planeta.

Mi obra siempre ha sido política porque en China la elección de ser artista es política

1
 

 

AI Weiwei

Expresarse uno mismo es como una droga. Soy muy adicto a ella

1
 

 

AI Weiwei

No quiero que la siguiente generación luche la misma lucha que yo

1
 

 

AI Weiwei

El mundo no cambia si no cargas de la responsabilidad

1
  

 

AI Weiwei

El presidente Mao fue el primero en el mundo en emplear Twitter. Todas sus frases están dentro de los 140 caracteres

1
 

 

Weiwe-ismos