AFTEROFFICE
deportes

Adrián Fernández, inmortalizado en el Hermanos Rodríguez

Adrián Fernández tiene a partir de hoy una curva con su nombre en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Los organizadores del Gran Premio de México de Fórmula Uno, decidieron homenajear al piloto mexicano por su contribución al automovilismo mexicano.
Roberto Estrrada
20 septiembre 2016 14:19 Última actualización 20 septiembre 2016 18:34
Adrián Fernández abrió el camino para que el automovilismo mexicano fuera tomado en cuenta a nivel internacional. (Cuartoscuro)

Adrián Fernández abrió el camino para que el automovilismo mexicano fuera tomado en cuenta a nivel internacional. (Cuartoscuro)

Honor a quien honor merece. En una emotiva conferencia este martes, los organizadores del Gran Premio de México de la Fórmula Uno homenajearon al piloto mexicano Adrián Fernández, por su "contribución a la historia contemporánea del automovilismo en México".

A parte de nombrarlo embajador del evento deportivo en México para este año, fue develada una placa en la que a partir de hoy, la curva número 12 llevará el nombre de Adrián Fernández, uno de los pilotos mexicanos que -dijeron- abrió el camino para que el automovilismo mexicano fuera tomado en cuenta a nivel internacional. 

Al recibir el reconocimiento, Fernández no pudo contener las lágrimas, pero al cabo de unos segundos agradeció el noble gesto con palabras entrecortadas, y más porque su familia y la gente que lo acompañó durante 32 años de carrera estaba presente.

Asimismo, a 40 días de que se enciendan los motores en el Autódromo Hermanos Rodríguez, los organizadores aseguraron que la venta de los boletos está a un 90 por ciento, y solamente quedan lugares en algunas gradas.

Con la presencia de Federico González Compeán, director general de Fórmula Uno Gran Premio de México, así como de Rodrigo Sánchez Peraza, director de mercadotecnia del evento automovilístico, se informó sobre los pormenores de la versión 2016.

Más tarde, González Compeán, junto con Adrián Fernández, develaron la placa de la curva 12 que llevará el nombre del piloto mexicano. El gesto conmovió hasta las lágrimas al homenajeado, sobre todo al dar las gracias a los que estuvieron con él, y en especial a su padre, don Adrián.

"Es el reconocimiento más bello de mi carrera. Se los agradezco muchísimo a todos ustedes (la prensa) porque Adrián Fernández no sería nada sin ustedes... Logré mucho más de lo que pude haber soñado en todos los aspectos: como piloto, como hombre de negocios, como ser humano. Me equivoqué muchas veces pero aprendí de mis errores", reconoció Fernandez.

Al hacer un recorrido por su trayectoria, Adrián Fernández sostuvo que no fue fácil, sobre todo en Europa, en donde trabajó hasta de mecánico para poder sostenerse. "Tratando de ganarme un lugar en el automovilismo. Pero yo tenía una visión muy clara, nunca desistí de mis sueños", aseguró.