AFTEROFFICE
culturas

Adiós 'Muñeco', alma musical de Tex Tex

El "toque mágico" de 'Lalo Tex' se extrañarán en los escenarios nacionales. Chava Rock, amigo cercano de la banda, platica que sus integrantes estaban preparando los festejos por los 30 años de la legendaria agrupación.
Myrna I. Martínez
18 enero 2016 22:23 Última actualización 19 enero 2016 5:0
El guitarrista falleció ayer por un problema de salud que aún no se ha dado a conocer. (Cortesía)

El guitarrista falleció ayer por un problema de salud que aún no se ha dado a conocer. (Cortesía)

El sentido del humor y el “toque mágico” de Lalo Tex se extrañarán en los escenarios nacionales. Everardo Mujica Sánchez, Lalo Tex, El Muñeco, cantante y guitarrista de Tex Tex, falleció la madrugada del lunes por problemas de salud aún no revelados por sus familiares.

Chava Rock, amigo cercano de la banda, platica que sus integrantes estaban preparando los festejos por los 30 años de la legendaria agrupación. “Querían hacer una serie de conciertos con invitados para tratar de emular lo que hicieron el año pasado en el Centro Nacional de las Artes, donde participaron Rubén Albarrán, Kenny y Cecilia Toussaint”.

Tex Tex se formó en Tlaxcala en 1986. Es parte de una generación de músicos que consolidó y cimentó el rock nacional como un movimiento con identidad junto con Botellita de Jerez, Maldita Vecindad y El Tri, considera Chava Rock.

Lalo Tex abrió la puerta a un sitio en donde el rock podía llevar un mensaje de conciencia y al mismo tiempo ser divertido. Una de las cosas que más se rescatan de la obra de Tex Tex es precisamente el sentido del humor”, explica el divulgador musical.

“A mediados de los 80 había cierto purismo en el rock y cuando aparecieron ellos, vestidos como norteños, con botas y sombrero, con camisas de seda multicolores, parecía que iban a tocar otra cosa y de pronto nos sorprendían con acordes de rock and roll”.

El Muñeco tenía un estilo muy particular, advierte Chava Rock. “Logró tener un sonido clásico muy apegado al blues y al rock, tenía coqueteos con el country, y siempre promovían la onda de campo; él bromeaba y decía que hacían rock agropecuario, era parte de su imagen”, añade.

A Lalo Tex le gustaba reírse de sí mismo. Warpig, integrante de la banda de surf y garaje Lost Acapulco y locutor de Reactor, rememora al artista por su obra lírica y, sobre todo, por su amabilidad.

“Creo que su legado, más que musical, es como persona. Tex Tex tocaba rocanrolito y él era un excelente guitarrista, pero no aportó mucho en música; en las letras, en cambio, aportó muchísimo. Tiene unas letras muy características: podía hablar de corazones rotos sin metáforas, como va. Decía: ‘te fuiste y te llevaste mis muebles y no me dejaste ni la instalación de luz’. Nadie dice eso en una rola de amor, por eso muchos nos identificamos con ellas”, dice Warpig.

El locutor recuerda que Lalo Tex siempre se reía y que hacía sentir a la gente como un amigo, aunque no lo fuese. Rockeros con esa sencillez, dice, ya quedan pocos.

“Cuando vio que mis compañeros de Lost Acapulco usaban máscaras de luchador, Lalo nos hacía burla y decía: ‘si yo estoy feo, estos cabrones lo deben de estar más para taparse la cara’”, recuerda el músico.

Para acercarse a Tex Tex y al legado musical de Lalo, Chava Rock recomienda El toque mágico, tema que lleva un juego de palabras alusivo a un carrujo de mariguana; Warpig sugiere la canción de Pobre rockanrolero, con la que muchas generaciones de músicos y fans se han identificado.