AFTEROFFICE
culturas

Adiós al inglés que explicó la Guerra Civil

Hugh Thomas miró la faena de la España del siglo XX desde la barrera del pensamiento. La distancia crítica le permitió escribir sin acaloramientos su monumental ensayo de 1961, 'La Guerra Civil Española'.
Redacción
08 mayo 2017 21:8 Última actualización 09 mayo 2017 5:0
El idilio de Thomas con España comenzó en la Antequera de 1955. (Especial)

El idilio de Thomas con España comenzó en la Antequera de 1955. (Especial)

Nadie mejor que un británico para mirar la faena de la España del siglo XX desde la barrera del pensamiento. Su condición de forastero le permitió al hispanista gozar de una credibilidad que no le sería otorgada a los estudiosos endémicos.

La distancia crítica que le permitió escribir sin acaloramientos su monumental ensayo de 1961, La Guerra Civil Española -que fue publicado primero en Francia, tuvo una circulación clandestina en España-, lo consolidó como uno de los grandes historiadores de la centuria pasada.

“En la Guerra Civil no había conservadores, todos fueron revolucionarios o contrarrevolucionarios”. Así explicó el propio Thomas al diario ABC la natural frescura con que escribió el texto, en una entevista publicada en 2001 por el 40 aniversario de la obra.

Uno de los aportes que convirtieron al historiador de Windsor en parteaguas en el estudio del conflicto peninsular fue la repartición de culpas, como la del inicio de la guerra, que achacó a la izquierda, con el antecedente de la revolución de 1934. También enfatizó los efectos de una “guerra dentro de la guerra” y de la actuación “destructiva” de los anarquistas”.

Con otros hispanistas británicos, como el fallecido Raymond Carr y su discípulo Paul Preston, Thomas alentó la revisión histórica de la Segunda República y, por supuesto, de la Guerra Civil.

El idilio de Thomas con España comenzó en la Antequera de 1955. Tenía 24 años cuando aquellas vacaciones navideñas, a las que le llevó su padre, marcaron de por vida el rumbo de sus intereses.

Thomas estudió en La Sorbona, en París, militó en el Partido Laborista, que abandonó; fue asesor de Margaret Thatcher, fue nombrado Barón de Swynterton y miembro de la Cámara de los Lores. El autor de Europe: the Radical Challenge (1973) fue un arduo defensor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.

El catedrático de la Universidad de Reading dedicó una década al estudio de Cuba y durante sus últimos años escribió una trilogía sobre el Imperio Español, que culminó con El señor del mundo: Felipe II y su imperio (2013), su último título publicado.

Retirado, aunque aún colaboraba con el diario ABC, Hugh Thomas falleció el sábado por “causas desconocidas”, en su casa de Notting Hill. Allí vivía con su esposa, la pintora Vanessa Jebb, con quien procreó tres hijos. Tenía 85 años.