AFTEROFFICE
reflector

Adele impone récord de ventas con '25' en EU 

El nuevo álbum de Adele, "25", alcanzó los 2 millones 433 mil copias vendidas en Estados Unidos en los primeros tres días desde su lanzamiento, una cifra sorprendente para una industria cuyas ventas han caído progresivamente en la era digital.
Agencias
24 noviembre 2015 11:51 Última actualización 24 noviembre 2015 12:19
Adele no permitió que los servicios de streaming como Spotify vendieran su nuevo álbum "25". (AP)

Adele no permitió que los servicios de streaming como Spotify vendieran su nuevo álbum "25". (AP)

NUEVA YORK.- La cantante británica Adele rompió el récord de ventas en Estados Unidos con su nuevo álbum al vender casi dos millones 433 mil álbumes en sus primeros tres días, reportaron fuentes de la industria.

El álbum “25”, que representa el retorno de Adele, rompió la marca histórica que tenía el álbum de su primer semana de NSYNC, No strings atached, reportaron fuentes de Nielsen Music. NSYNC poseía la marca en la semana que finalizó el 26 de marzo del 2000 con dos millones 416 mil copias vendidas.

Las mismas fuentes de la industria estiman que las ventas de la primera semana de 25 podría finalizar en los dos millones 900 mil álbumes. Es apenas el segundo álbum en vender más de dos millones de copias desde que Nielsen Music empezó a monitorear ventas de álbumes en 1991.

El sencillo Hello vendió en su primer semana de estreno un millón 100 mil y el video en Internet tienen ya más de 415 millones de visitas. "No hay alguien con quien yo haya conversado en el negocio de la música que no esté sorprendido con estos números", dijo Dave Bakula, vicepresidente senior de la sección de análisis de la industria en Nielsen.

El anterior álbum de Adele, 21, que salió en 2011, alcanzó ventas de 11.24 millones de copias en Estados Unidos; posiblemente muchas de las personas que buscaron el nuevo material el fin de semana no habían comprado uno desde entonces.

Adele tampoco permitió que los servicios de streaming como Spotify vendieran 25, así que la gente deseosa de escucharlo tuvo que comprarlo.