Adaptación a la Valverde
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Adaptación a la Valverde

COMPARTIR

···
After Office

Adaptación a la Valverde

El Barcelona no perdió su potencial ofensivo tras la salida de Neymar, gracias al ajuste táctico de su nuevo DT, en función de sus jugadores.

Alain Arenas
22/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Ernesto Valverde –entrenador del Barcelona– encontró la fórmula para que el club no extrañara el aporte ofensivo de Neymar: intercalar el esquema táctico 4-3-3 –que el club utilizaba la temporada pasada– con el 4-4-2 y suplir al brasileño con varios elementos del plantel.

“Un buen entrenador modifica a su equipo respecto al rival al que va a enfrentar. Así lo ha hecho Ernesto, quien no se casó con el 4-3-3”, opina Javier Clemente, entrenador de Valverde en el Espanyol entre 1991-92. “El equipo ha jugado bien con ambos esquemas porque le beneficia la movilidad de Lionel Messi, quien se siente cómodo cuando juega detrás del centro delantero en el 4-4-2, o pegado a las bandas con el esquema de tres atacantes. La mejor decisión de Ernesto fue entender que el equipo no puede jugar como lo hacía con Luis Enrique, porque no tiene un jugador que sea similar a Neymar”.

La campaña anterior el Barcelona registraba 41 goles anotados hasta la fecha 16 de la Liga. Neymar marcó cuatro de esos tantos y dio siete asistencias. El cuadro culé no ha resentido su ausencia en este curso, al menos en la cuota. Registra la misma cantidad de anotaciones que hace un año en el mismo periodo, y actualmente es el ataque más productivo del certamen local.

Messi y Luis Suárez son los máximos anotadores (14 y 9 goles, respectivamente) y se combinaron para repartir siete asistencias. Mientras que Paulinho (6), Denis Suárez (2), Paco Alcácer (2), Gerard Deulofeu (1) aportaron otros tantos para suplir los que hizo el brasileño en la 2016-17. Los últimos tres, de hecho, han sido alternados por Valverde en el extremo izquierdo, la posición en la que jugaba el brasileño.

,
1
 

 

Valverde
,


La defensiva permitió 16 anotaciones el curso pasado a esta misma altura. Para la presente temporada sólo le han marcado en siete ocasiones, con lo que es la menos goleada de la Liga española. Cuando Valverde juega con el esquema 4-4-2, el club sólo ha recibido tres goles y ha mantenido el cero en su potería en tres ocasiones (Espanyol, Girona y Las Palmas).

“Nunca se gana cuando se pierde a un buen jugador, pero Valverde logró que el equipo se adaptara a la ausencia de Neymar con los jugadores que tenía disponibles”, opina Francisco Maturana, entrenador colombiano del Valladolid de 1990 a 1992. “Sacrificó un esquema táctico para que el plantel jugara a buen nivel con una idea futbolística diferente, basada en el control del balón. Fue una buena apuesta. No sólo mantuvo el promedio goleador, también ganó que el equipo fuera más comprometido defensivamente”.

Clemente recuerda que conoció a Valverde cuando tenía 21 años. Lo describe como un extremo rápido, esbelto e inteligente dentro del campo. Fue él mismo quien le puso el apodo de Txingurri, que significa hormiga en vasco. “En aquella época tenía un barco llamado así. Era veloz, confiable, como las hormigas. Inmediatamente lo asocié con Ernesto. Se lo puse con mucho cariño y él lo aceptó de buena manera”.

Valverde tuvo una carrera de 24 años como futbolista. Militó en el Alavés, Sestao, Espanyol, Barcelona, Athletic de Bilbao y Mallorca. En 1997 se retiró y seis años después se inició su carrera como director técnico con el cuadro bilbaíno. En 2006 dirigió al Espanyol –al que llevó a disputar una inédita final de la Europa League que perdió ante el Sevilla– y después entrenó, en dos etapas, al Olympiacos (2008-09 y 2010-12), con el que ganó tres Ligas y dos Copas.

“Es un entrenador inteligente, muy cercano a los jugadores. No para de hablar, pero sólo con las personas que son cercanas a él. Es extrovertido y siempre está dispuesto a dar un consejo”, agrega Clemente.

Regresó al balompié español en 2013–en el que también dirigió al Villarreal y Valencia– con el Athletic. Su pasaje más brillante fue en 2015 cuando ganó la Supercopa de España con una goleada 5-1, precisamente, al Barcelona.

Valverde –quien enfrentará mañana al Real Madrid en su primer clásico español– mantiene al equipo invicto en lo que va de la Liga y es el líder del certamen con 42 puntos. Clemente alaba el trabajo de su ex pupilo y ve al Barcelona como el favorito para llevarse el partido. Si los blaugranas ganan se pondrán 14 unidades por delante de los blancos.

“Ernesto logró con su trabajo en los entrenamientos calmar las polémicas en el club, luego de la salida de Neymar y las derrotas ante el Madrid en la Supercopa de España. Su éxito radica en su sentido común y en aprovechar las virtudes de sus jugadores”, sentencia.

,