AFTEROFFICE
deportes

Acereros, Vaqueros, y la fiebre del oro

Pittsburgh y Dallas, los dos equipos consentidos de la NFL en México arrancan la temporada 2015 con el objetivo de responder a la expectativa de sus seguidores, esto es, con la mira puesta por disputar el Super Bowl 50 en San Francisco, la ciudad cuna de la fiebre del oro.
Alfonso Mancilla
09 septiembre 2015 23:57 Última actualización 10 septiembre 2015 13:30
Los aficionados mexicanos de estas dos escuadras, de las más ganadoras, arrancan la temporada 2015 de la NFL. (AP)

Los aficionados mexicanos de estas dos escuadras están ansiosos por ver jugar a sus respectivos equipos. (AP)

Su sola mención remite a la locura y pasión de miles de aficionados mexicanos al futbol americano. Pittsburgh y Dallas, los dos equipos consentidos de la NFL en el país arrancan la temporada 2015 con el objetivo de responder a la expectativa de sus seguidores, esto es, con la mira puesta por disputar el Super Bowl 50 en San Francisco, la ciudad cuna de la fiebre del oro.

Por un lado están los Acereros en la Conferencia Americana. Una escuadra que tiene como carta de presentación un poderoso ataque, el cual es liderado por el quarterback Ben Roethlisberger, quien desde 2014 mostró pasar por la cúspide de su rendimiento al sumar cuatro mil 952 yardas.

Al lado de Roethlisberger estará al receptor Antonio Brown, quien viene de alcanzar 129 atrapadas para mil 698 yardas, y junto con ellos el corredor Le’Veon Bell será la pieza fundamental en el ataque terrestre, en cuanto regrese de la suspensión de tres partidos que le impuso la liga por el uso de sustancias prohibidas.

Los obstáculos que tendrá que superar Pittsburgh serán: en su División, los Cuervos de Baltimore, un odiado rival que generalmente les presenta resistencia.

En la Conferencia deberá mostrar que posee el mismo nivel que los Patriotas de Nueva Inglaterra, nada menos que el campeón reinante; los Potros de Indianápolis, que presumen un poderoso y reforzado equipo, y los Broncos de Denver, que siempre que tengan a Peyton Manning serán un rival de respeto.

VAQUEROS, DE LA MANO DE BRYANT
En la historia de los Vaqueros de Dallas ha habido grandes receptores, pero dos de los más emblemáticos han sido Drew Person Pearson y Michael Irvin.

Ambos, coincidentemente portaban el jersey con el número 88, el mismo que ahora lleva Dez Bryant, el poderoso receptor de la actual plantilla texana y quien está llamado a ser la estrella del equipo en 2015.

Bryant, quien el año pasado sumó 88 recepciones para mil 320 yardas, será en torno a quien gire el ataque de los Vaqueros, que sufrieron la baja del corredor DeMarco Murray, quien fue reemplazado por Darren McFadden, y que siguen a la espera de la regularidad del quarterback Tony Romo durante la parte definitiva del calendario.

Si bien las Águilas de Filadelfia podrían ser el enemigo a vencer para Dallas en la División Este de la Nacional, el panorama de esta Conferencia tendrá como los dos gigantes a derrumbar a los Halcones Marinos de Seattle y los Empacadores de Green Bay.

MAYOR DIFICULTAD Y RESTRICCIONES
La temporada 2015 de la NFL vivirá siete cambios en sus reglas, siendo el más importante el relativo al punto extra: los pateadores, víctimas de su efectividad en esta jugada, ahora deberán ejecutar la patada desde la yarda 15, convirtiéndolo en un intento total de 25 yardas.

Adicionalmente a esto, ahora las defensivas podrán devolver la patada en caso de ser bloqueada o interceptar o devolver un fumble de intento de conversión hasta las diagonales enemigas, lo cual les dará dos puntos.

Por otro lado, la liga incluyó también un apartado en el que hace énfasis en la prohibición del uso de lenguaje racista o sexista en el campo de juego. En caso de que los réferis lo consideren así, se aplicará una sanción bajo el concepto de “conducta antideportiva”.