AFTEROFFICE
fiesta brava

Accidentada corrida femenil en La México

Sufrió dos cornadas la matadora Karla de los Ángeles, pero también fue herido el monosabio Gamuza, precisamente cuando auxiliaba a la torera. Posteriormente, dos toros brincaron al callejón e hirieron al conocido taurino Gonzalo Martínez y al monosabio portero César Sánchez, mientras que la matadora Lupita López sufrió un puntazo.
Jorge Raúl Nacif
28 diciembre 2014 22:32 Última actualización 28 diciembre 2014 22:35
Un festejo femenil que demostró el peligro que siempre existe en un coso taurino. (Alejandro Meléndez)

Un festejo femenil que demostró el peligro que siempre existe en un coso taurino. (Alejandro Meléndez)

Accidentada y con varios percances resultó la última corrida de 2014 en la Plaza México, un festejo femenil que demostró el peligro que siempre existe en un coso taurino, no sólo para los que están dentro del ruedo, sino incluso para los que llegan a ocupar un lugar en el callejón.

Y es que delante del toro de su alternativa sufrió dos cornadas la matadora Karla de los Ángeles, pero también fue herido el monosabio Gamuza, precisamente cuando auxiliaba a la torera. Posteriormente, dos toros brincaron al callejón e hirieron al conocido taurino Gonzalo Martínez y al monosabio portero César Sánchez, mientras que la matadora Lupita López sufrió un puntazo.

Las cornadas de Karla fueron en el muslo derecho y glúteo, de 10 y 12 centímetros, respectivamente, mientras que la de Gamuza es de 20 centímetros, también en el glúteo. Gonzalo Martínez fue herido en varios dedos de la mano derecha y el portero sufrió la fractura de nariz y paladar maxilofacial.

Más allá de esta serie de percances, que constituyeron la historia de la corrida, Karla tomó la alternativa de manos de Hilda Tenorio y bajo el testimonio de Lupita López. El toro de la ceremonia fue complicado, pues embestía descompuesto y tendía a desarrollar sentido, pero el de Guadiana contaba con transmisión y emotividad si se le llevaba muy bien toreado, reponiendo la distancia que requería.

De los Ángeles tuvo mucha voluntad, pero pocos recursos, aunque cuando llegaba a entender al ejemplar hubo trazos por derecha que le fueron coreados. La faena, sin embargo, no alcanzó fuelle y la nueva matadora demostró su verdor y no logró resolver la papeleta. Al tirarse a matar se quedó en la cara y sufrió una fuerte voltereta, la cual se repitió en el segundo intento con el acero, y nuevamente el toro hizo por ella ante la ineficacia de la cuadrilla, para el balance final de las dos cornadas y ya no poder salir de la enfermería.

Hilda Tenorio regaló sus mejores momentos ante el segundo de la corrida, un toro bravo y con buena dosis de transmisión, al que le dejó un par de tantas de templados muletazos, con sabor y gusto. No obstante, el trasteo se desarrolló entre altibajos y el tema se fue diluyendo, aunque a decir verdad esta fue la faena más destacada de la tarde.

Su segundo fue un manso que huía de continuo y al que fue imposible sujetar en la muleta, por lo que no consiguió estructurar su labor. Ante el sexto, que correspondía a Karla de los Ángeles, de nuevo lo intentó, pero el toro fue soso y con medias embestidas, por lo que prácticamente nada pudo hacer, aunque eso sí, ahí quedó el tesón.

Lo más destacado de Lupita López ante su primero fueron un par de bien ligados naturales, de buen trazo y acompañando bien con la cintura. De ahí en más, su faena fue discreta ante un ejemplar noble, pero con muy poca fuerza, ya que perdía las manitas apenas y se le exigía un poco.

El segundo de su lote poco se prestó, ya que buscaba las tablas y se refugiaba en sus querencias. Y aunque la yucateca lo intentó con su esfuerzo, tampoco logró obtener mayor partido del complicado toro que sorteó. Así, con una corrida accidentada y en la que brillaron pocos momentos de lucimiento, terminó el año 2014 en la Plaza México.

FICHA
México, D.F.- Plaza México. Décima corrida de la Temporada Grande. Menos de un cuarto de entrada (unas 6 mil personas) en tarde fresca. Toros de Guadiana, bien presentados y de juego variado, la mayoría descastados; destacó el 2o., que fue bravo. Pesos: 495, 480, 515, 490, 530 y 490 kilos.
Hilda Tenorio (grana y oro): Palmas tras aviso, silencio y palmas en el que mató por Karla. Lupita López (azul noche y oro): Silencio y palmas.
Karla de los Ángeles (salmón y oro), que tomaba la alternativa: Ovación en el único que mató.
Incidencias: Durante la lidia del 1o., Karla sufrió una cornada de unos 10 centímetros de extensión en el muslo derecho, y otra de 12 en el glúteo, al tirarse a matar. Ese ejemplar hirió al monosabio Gamuza en el glúteo, de unos 20 centímetros, en el momento en que éste trataba de auxiliar a Karla. Asimismo, el 4o., que saltó al callejón, resultó herido Gonzalo Martínez en una mano. El 5o. también saltó al callejón y le provocó una fractura de nariz y de paladar maxilofacial al monosabio César Sánchez. Lupita pasó a la enfermería para ser atendida de un puntazo y también un aficionado que se había desvanecido en el tendido. Karla se doctoró con el toro "Gambusino", número 21, cárdeno claro, con 495 kilos.

http://www.altoromexico.com/2010/index.php?acc=noticiad&id=21336