AFTEROFFICE
deportes

AC Milán lucha por
salir de la oscuridad

El Milán, el segundo club italiano más ganador de la Serie A, ha dejado de brillar no sólo en Europa sino también en su liga local, y para la temporada 2015-16 deberá sobreponerse a situaciones como la venta y la cesión de algunas sus estrellas.
Axel Beissner
21 septiembre 2015 22:4 Última actualización 22 septiembre 2015 5:0
Balotelli

Sinisa Mihajlovic se apresta a dar instrucciones a Mario Balotelli. (Reuters)

Hace cinco temporadas que el segundo club italiano más ganador de la Serie A (sólo detrás de la Juventus) ha tenido poco que festejar, muy poco, incluso. De aquel plantel que dio sus últimos dos títulos al conjunto rossoneri en 2011 (un Scudetto y una Supercopa de Italia), integrado por grandes figuras como Thiago Silva, Alessandro Nesta, Andrea Pirlo, Gennaro Gattuso, Clarence Seedorf, Ronaldinho, Robinho, Zlatan Ibrahimovic y Filippo Inzaghi, sólo queda un grato recuerdo.

El Milán ha dejado de brillar tanto en Europa como en su liga local, en la que después de aquel campeonato ha terminado en segundo, tercero, octavo y décimo lugar en las campañas subsecuentes, respectivamente. Mientras que en este torneo, con apenas tres meses en el banquillo, el director técnico croata Sinisa Mihajlovic tiene al equipo en la novena posición, después de cuatro jornadas disputadas (dos ganados, dos perdidos).

Apenas este año el club volvió a hacer una fuerte inversión en el mercado de verano (más de 97 millones de dólares) para traer a algunos de los futbolistas más destacados del momento, como el colombiano Carlos Bacca, procedente del Sevilla, y el brasileño Luiz Adriano,del Shakhtar Donetsk.


Consecuencia de la venta de sus principales estrellas por problemas financieros, el regreso de futbolistas con una baja de juego (Mario Balotelli) y las cesiones de algunos que no han terminado de consolidarse (Stephan El Shaarawy, al Mónaco), el equipo milanés deberá sobreponerse a estas situaciones en una temporada (2015/16) muy representativa en su historia.

El 16 de diciembre de 1899, el club celebró su fundación en Fiaschetteria Toscana en Via Berchet, Milán, donde comenzó la que se convertiría en una de los más grandes instituciones futbol mundial y que aún continúa los festejos por sus 115 años de historia.

El 20 de enero de 1985 se cumplieron tres décadas del debut de Paolo Maldini, precisamente ante el Udinese, rival al que enfrentan hoy en la fecha 5 del certamen local. Hasta su retiro en 2009, el defensa jugó durante toda su carrera para el Milán, con el que disputó más de 900 partidos (el que más veces ha portado su playera) y ganó 26 títulos.

Además, en seis meses, el próximo 24 de marzo de 2016, su propietario y presidente, Silvio Berlusconi, el más exitoso y con mayor número de triunfos de todos los que han dirigido al conjunto, cumplirá 30 años al mando.

Con muchos enfrentamientos por delante en el calendario, es momento de que los rossoneri recuperen su valor dentro y fuera de la cancha, para competir con el tetracampeón de Italia en esta década, la Juventus.