AFTEROFFICE
DEPORTES

Abraham Levy, el 'Colón' que remará hasta América

Quiere convertirse en el primer hombre en atravesar el Océano Atlántico a bordo de una embarcación pequeña. Su nombre es 
Abraham Levy y diariamente dará un aproximado de 16 mil golpes de remo, que se traducen a 12 horas de navegación.
Domingo Aguilar
23 septiembre 2014 22:5 Última actualización 24 septiembre 2014 5:0
Abraham Levy quiere hacer historia en el remo. (Foto: Tomada de Facebook de Abraham Levy)

Abraham Levy quiere hacer historia en el remo. (Foto: Tomada de Facebook de Abraham Levy)

Su motivación principal es aproximarse a las vivencias de los exploradores que llegaron por primera vez a América. Abraham Levy lleva seis años entrenando para convertirse en el primer hombre que atraviese el Océano Atlántico a bordo de Cascarita, embarcación cuyo único método de propulsión son remos impulsados por él. Su ruta inicia en el Puerto de Palos en España, el 12 de octubre, y terminará en Cancún.

“Me puedo tardar, dependiendo de las corrientes, de los vientos y de toda la meteorología que me toque a lo largo del camino, entre cuatro y seis meses”, aseguró el mexicano que se autodenomina como un “explorador autopropulsado”.

Diariamente dará un aproximado de 16 mil golpes de remo, que se traducen a 12 horas de navegación. Son 7 mil 664 kilómetros entre un punto y otro; sin embargo, las contingencias marítimas harán que recorra más de 9 mil.

El barco en el que emprenderá la hazaña tiene 6.67 metros de eslora (largo) y 1.59 de manga (ancho), está hecho de fibra de carbón y pesa 180 kilos, pero llega a los 650 cuando se le añade el equipaje, los aditamentos tecnológicos de ubicación satelital y alimentos.

“Llevo comida (deshidratada en aras de ahorrar peso y espacio) para seis meses. Consumo alrededor de 7 mil kilocalorías por día. Si estuviéramos en la Ciudad de México, la reserva me duraría tres años. Es comida como para cinco personas por la cantidad de calorías que gasto al estar remando tanto tiempo”, explicó el atleta que desalinizará 30 litros de agua diarios, de los cuales 10 serán para beber.

Levy remará solo, por lo que deberá cuidarse de las tempestades y riesgos que implica estar en altamar. En caso de tormenta, el explorador tendrá que encerrarse en su camarote y esperar a que pase.

“En 2013 hice un cruce para probar todos los elementos de la
embarcación en situaciones reales. Salí de la marina de Puerto de Los Cabos hasta la marina de la Riviera Nayarit. Fueron entre 700 y 800 kilómetros en los que me tocó la tormenta tropical Sonia. Pasé 36 horas con vientos de 90 kilómetros por hora y oleaje de cinco metros. Eso me dio la confianza para decir que estaba listo para cruzar el Atlántico”, relató Levy, quien recorrió en 13 meses todas las costas mexicanas (2006-2007).