AFTEROFFICE
CULTURAS

A subasta, parte de la biblioteca de Garibay

Entre 4 y 25 mil pesos son los precios en los que se subastarán algunos libros de la biblioteca personal del escritor y periodista mexicano Ricardo Garibay (1923-1999).
Alfonso Meza
24 junio 2014 21:54 Última actualización 25 junio 2014 5:0
Parte de la biblioteca personal de Garibay será subastada en Morton. (Braulio Tenorio)

Parte de la biblioteca personal de Garibay será subastada en Morton. (Braulio Tenorio)

“Al gran amigo Ricardo Garibay con un abrazo de Rulfo. México 1953”, dice la dedicatoria escrita en la primera edición de El llano en llamas que será subastada hoy, entre 243 libros pertenecientes a la biblioteca personal del narrador y periodista mexicano.

A 15 años de la muerte de Garibay (1923-1999), Morton Casa de Subastas somete al mejor postor el acervo bibliográfico del escritor, que contiene obras como La biblioteca de Babel, de Jorge Luis Borges; Confabulario, de Juan José Arreola, o Cien años de soledad y Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez, entre otros textos.

Los ejemplares tendrán un precio de salida entre 4 mil y 12 mil pesos, excepto El llano en llamas y Pedro Páramo, de Rulfo, cuya puja iniciará a partir de 20 mil a 25 mil pesos.

1
 

 

Ricardo Garibay

“La selección cuenta, asimismo, con primeras ediciones de textos de Garibay como Beber un cáliz, ¡Lindas maestras!, Oficio de leer y Feria de letras, sólo por destacar unos cuantos. Además, Triste domingo, también primera edición, está firmado y fechado por el mismo Garibay. Todos ellos forman un lote”, señala Jesús Cruz, jefe del departamento de libros en Morton.

Esta noche, la subasta estará compuesta por 364 lotes, entre documentos, fotografías y grabados. Incluye también una selección de la Biblioteca Ecléctica de Monclau, así como libros de viaje, cartas, periódicos y revistas con más de 100 años de antigüedad. Del conjunto de lotes, 12 corresponden a la selección de la biblioteca de Garibay.

“Los hijos de Garibay fueron quienes nos ofrecieron los libros para subastarlo. Después de haber hecho el contacto, fui a valuar el material directamente en su domicilio y decidí qué libros podían ser subastados y cuáles no, porque la biblioteca del escritor, aunque significativa, no era muy grande”, observa Jesús Cruz.

Antes de analizar cada uno de los libros se evalúa la época de la biblioteca: si es temática, si su propietario tenía un interés en específico o si su formación académica permeó en la mayoría de los títulos.

Una vez concluida la primera fase, los textos se seleccionan por orden alfabético, explica el experto. Un día antes del evento, los posibles compradores pueden dirigirse a Morton para ver, tocar y consultar la autenticidad de las piezas, lo que muy pocos lugares permiten a sus compradores antes de la puja, que en esta ocasión se llevará a cabo a las 19:00 horas en Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec.