AFTEROFFICE
DEPORTES

Alistan la caña para pescar el mejor robalo en Chiapas

El sábado dará inicio el Torneo Internacional de Pesca Deportiva de Robalo, en el que los participantes buscarán capturar a la especie más grande. "Se deben atrapar peces de más de medio kilo para que pueda entrar a concurso”, asegura el organizador. 
Domingo Aguilar
16 octubre 2014 21:2 Última actualización 17 octubre 2014 5:0
Los participantes provienen de diversos países, como EUA, Belice, entre otros. (Cortesía)

Los participantes provienen de diversos países, como EUA, Belice, entre otros. (Cortesía)

Más de 300 pescadores de México y diversas partes de América competirán mañana en la edición número 29 del Torneo Internacional de Pesca Deportiva de Robalo en la laguna de Catazajá, Chiapas.

Tanto el sábado como el domingo, el banderazo inicial se dará a las 6:00 horas y cada uno de los participantes tendrá hasta las 18:00 horas para conseguir el robalo más pesado y grande que pueda.

“El año pasado se capturaron entre 350 y 400 ejemplares. Se cuida mucho que la talla sea grande. El tamaño del pescado no puede ser menor a 30 centímetros. Si pescan uno pequeño, están obligados a liberarlo nuevamente. Se deben atrapar peces de más de medio kilo para que pueda entrar a concurso”, dice Agustín Cañas, organizador del evento y rescatista de la zona.

Una cuota de mil 200 pesos permite a cualquier persona (sin importar edad) poder tomar parte de la competencia. El ganador se llevará un auto compacto, el segundo una lancha con motor y el tercero una cuatrimoto; además, cada uno podrá conservar sus respectivos pescados. Los niños (de 12 hasta 17 años) y mujeres con los mejores resultados también recibirán premios especiales.

El reglamento para este evento especifica que “no se utiliza carnada orgánica. Se usan señuelos de plástico con cañas y carretes, pero la línea no debe superar las 30 libras. Todos los participantes pescarán en la modalidad de troleo (desde un punto sin movimiento se lanza el señuelo) y de casting (se avienta el anzuelo desde una embarcación en marcha)”, explica Cañas.

El rescatista y organizador asegura que la justa de Catazajá “es la última del año y la más importante” para la Federación de pesca deportiva de la región sureste. Los contendientes mejor calificados en este torneo de agua dulce son los que clasifican al encuentro panamericano de la disciplina.

Los participantes estarán navegando sobre un cuerpo acuífero protegido de 16 mil hectáreas. Los robalos están entre manatíes, lagartos, nutrias y otras especies que habitan el santuario, sin embargo, las zonas de competencia se restringen para no causar ningún daño. Para no poner en riesgo la especie que se captura, desde hace un mes se llevó a cabo una prohibición de pesca tanto comercial como deportiva.

Este torneo significa una actividad económica importante para el municipio chiapaneco que recibe al turismo internacional.