AFTEROFFICE
deportes

2016, el año de Serena Williams

La gran tenista del año, ganadora de tres grandes, se propone arrasar las canchas en 2016. "Obviamente mi objetivo es el Grand Slam. Nunca lo he logrado. Esto va a ser realmente difícil de lograr", afirma Serena Williams, número 1 del mundo de la WTA. 
Eduardo Bautista
23 diciembre 2015 17:29 Última actualización 23 diciembre 2015 17:43
Williams arrancará el 2016 con su participación la Copa Hopman (3-9 de enero).

Williams arrancará el 2016 con su participación la Copa Hopman (3-9 de enero).

El tenis de hoy bien podría llamarse Serena Williams. Ella reúne fortaleza física, velocidad e inteligencia, las cualidades necesarias para practicar esta disciplina que cada vez exige más al cuerpo del atleta, considera en entrevista Fernando Segal, presidente de la Federación Mexicana de Tenis.

Serena es uno de esos hitos deportivos destinados a la trascendencia. Lo ha ganado prácticamente todo. Nunca antes se habían acabado primero los boletos de una final femenil en el US Open. Siempre atraía más el duelo masculino. Pero este 2015 la terca Serena se impuso. Todos querían observar su torso de leona, admirar su descomunal fuerza y verla triunfar. No sucedió. Una envalentonada italiana llamada Roberta Vinci la echó en semifinales. El corazón de Serena –así lo dijo ella misma– se hizo trizas.

“Los tenistas siempre son deportistas de su tiempo. Y sin duda Serena es la mejor de la última década. Su grandeza se debe, en buena medida, a su persistencia”, sostiene Segal.  El próximo año Serena buscará la gloria que aún no prueba: llevarse los cuatro torneos de Grand Slam en un mismo año. Lo ha buscado desde 1997. Y el tenis, como cualquier deporte, consiste en buscar. Y quizás nunca encontrar. La pregunta entonces es: ¿hallará Serena lo que tanto anhela a sus 34 años?

“No sé si Serena ganará el Grand Slam, pero al menos un torneo sí, y se colocará entre las tres mejores de la historia. Continuará su inercia ganadora, pero ahora con el ingrediente de la experiencia”, afirma el especialista.

Williams arrancará el 2016 con su participación la Copa Hopman (3-9 de enero). A partir de entonces comenzará su camino para alcanzar o, mejor aún, superar a Margaret Court y Steffi Graf como las mejores tenistas de la historia. La primera ganó 24 torneos de Grand Slam y la segunda 22. Serena tiene 21. La hazaña no parece imposible.

“Ella es muy fuerte, potente y agresiva. Su golpe de base, su derecha y su saque son muy poderosos. Se adapta bien al tenis más lineal que se juega entre las mujeres”, señala Segal.

Cuando se observa el ranking de las mejores tenistas del mundo (WTA), la norteamericana aparece siempre a la cabeza. Siempre en la cima, como una especie de ser superior que mira con desdén a sus semejantes. En el año acumuló 9 mil 945 puntos, 3 mil 885 más que su rival más cercana, la rumana Simona Halep.

Toda esa numeralia la confirma como la insuperable, la inalcanzable. Y más en un año de Juegos Olímpicos. En Río de Janeiro podría refrendar su medalla de oro en singles, que obtuvo en Londres 2012. Los logros le han sido puestos en charola de plata. Hace tres años, cuando sufrió una embolia pulmonar, Serena dijo que era un animal sobre la pista. Ojalá que aún haya bestia para rato.